Jhodernet

311
0
Compartir

Maltratados

Sí un discapacitado quiere pagar sus impuestos… cómo ingresa a la Sunat

De que somos una sociedad hipocritona, vaya que lo somos, y no lo decimos por algunas autoridades, principalmente municipales, que creen que por mostrarnos su risita de ‘mediolao’ ya nos convencen de que son buenas en el cargo que tienen. Lo que decimos a punta a los poquísimos esfuerzos de todos por llevar el discurso inclusivo a la práctica. Nos reventamos todos los cohetes posibles de que somos una ciudad turística, camino a la modernidad, pero sin ningún respeto a las personas con algún tipo de discapacidad.

No los respetamos

A raíz del maquillaje de la plaza 28, saltó a la luz lo de las rampas para discapacitados, pero también, casi en simultáneo, el mismo error estaba en la obra de las veredas de la avenida Grau. Cabe mencionar que la misma contratista es la responsable de las dos obras. A nadie con dos dedos de frente, y mucho menos a autoridades y funcionarios, se les puede pasar por la cabeza que una obra pueda tener tremenda omisión, pero bueno estamos en Iquitos y vaya que sí es posible.

Qué basura

Esto no puede ocurrir en una ciudad que se precia de tal.

Lo de la basura parece ser un problema de nunca acabar en varios gobiernos locales. Cómo puede ser posible que se hablen de obras por aquí, obras por allá, cuando en los servicios básicos se esté fallando a los vecinos. Cómo se puede hablar de desarrollo si este se pretende construir sobre la inmundicia, literalmente hablando. No pues, definitivamente aquí hay algo que huele peor que la propia basura.

Mal olor

Eso de que salga la autoridad a echarle la culpa a la empresa y que luego esta suelte los perros a la gestión respectiva, solo es una absoluta falta de respeto a la ciudadanía. Un lio de comadres. Unos entripados de baja monta que solo buscan distraernos para no seguir percibiendo los males olores de esos cúmulos de basura, pero también de lo malo que se hace para que los vecinos sigan viviendo en medio de la inmundicia.

Era cierto

Ayer lo dijimos por este medio, que el presidente PPK no venía a Loreto, concretamente a Iquitos, para cumplir lo que tenía agendado, pues lo oficial era que se iba a Kuelap, región Amazonas. Por lo tanto la inauguración del servicio del Ferry y la colocación de la primera piedra en la obra del Hospital Iquitos, quedaron en suspenso, no hasta nuevo aviso, sino hasta el próximo viernes. Las cosas están así y habrá que esperar, decimos.

Cosas del flaco

Y ayer mismo escuchamos una vez más al gobernador en su mejor estilo. Se va de boca con una facilidad increíble, es campeón de campeones en eso, sin duda alguna. Insistente en uno de sus noticieros favoritos anunciaba que mañana (por hoy) sí o sí se inaugura el Ferry, “así los enemigos se opongan”. En serio nosotros estamos más que convencidos que cuando habla de enemigos lo hace mirándose a un espejo. Él solito se agarra a semillazos.

Un puño

Debe hacerse realidad.

El tema de la interconexión Moyobamba Iquitos no es ni debe ser una lucha solitaria de las autoridades, en este caso concreto del gobierno regional. El Ejecutivo debe sentir que hay una fuerza cohesionada en este propósito, porque es de urgente necesidad salir de la época de las carretas en cuanto a la calidad de energía eléctrica y consecuentemente del internet. Podemos discrepar y lo seguiremos haciendo, pero hay que marcar posición de que en este tema a los loretanos nos deben encontrar firmes y unidos. Es posible, ¿no?

 

(Visited 86 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorERA REALIDAD
Artículo siguienteRelatos del infierno (IV)