Jhodernet

203
0
Compartir

Vergüenza ajena

130-small

Estamos a tan poco tiempo de celebrar el Día del Periodista y lo que nos provoca es tan solo pedir unos cursos intensivos de ética, deontología o por lo menos el ABC de esta profesión, a la que muchos por estos días insisten en sumirle en el descredito como el más vil de los oficios. Será por eso que no saben diferenciar las fuentes periodísticas, el derecho a la réplica. Las dos versiones. Y de diferenciar entre lo que es una publicación seria y un pasquín. Si la gente común y corriente da cabida a eso, se entiende por el grado de ignorancia que lamentablemente existe, pero que un periodista haga eso, simplemente es para apagar la luz y largarnos todos a otra parte.

Más que ceremonias

Y como ya se acerca ese día, como siempre, ya algunos gremios se esmeran en buscar el reconocimiento de tal o cual autoridad, en el convencimiento que el mismo será el sentimiento de la ciudadanía. Insistimos que más que las pomposidades hoy lo que le hace falta más que nunca al periodismo es que nos pongamos frente a frente y mirándonos a la cara, seamos capaces de hacer un autoanálisis y autocritica del rol que estamos cumpliendo y cómo lo estamos haciendo, más allá de nuestras líneas periodísticas que son válidas y legitimas. Ojalá, podamos agasajarnos con una actividad de esta naturaleza, ojalá.

Los balseros

 

Balseros llegaron de todas partes del mundo
Balseros llegaron de todas partes del mundo

Y después de 4 días de competencia, ayer llegaron a la meta los deportistas que participaron en la Carrera Internacional de Balsas 2016. Los Cushuris y Los Lobos los primeros en llegar a Caza y Pesca, es decir el punto final del torneo. Desde la partida simbólica desde Iquitos, y posteriormente de las inmediaciones de Nauta, los competidores llegados de diferentes partes del país y el mundo, se lanzaron a la maravillosa aventura de navegar por el río más caudaloso del mundo. Actividades como estas deben encontrar mayor apoyo y difusión. Lo cierto es que año a año va cobrando mayor atracción internacional y eso es bueno para nuestra región.

Tierras del olvido

Ayer se difundió un reportaje en la televisión sobre el caserío de Zapallal, región Tumbes, frontera con Ecuador, donde la situación de abandono por parte del Estado, obliga a los pobladores a mandar a estudiar a sus hijos al país vecino. Qué bueno que la prensa nacional le dé cabida a esta problemática, porque aquí en Loreto durante años de años tenemos a los pueblos a lo largo de toda la línea de frontera con 3 países, padeciendo el olvido de los gobiernos de turno. Problemas que no desaparecen ni con la creación de nuevas provincias y distritos.

No es bueno generalizar

Los colombianos nuevamente, o mejor dicho, con mayor fuerza están en el ojo de la tormenta. Nuevamente se pone en debate sus presencia y su situación legal en el país. A raíz del terrible crimen contra la pareja de esposos y empresarios en Yurimaguas, los principales involucrados serían personas procedentes del país de la cumbia. Los cierto es que no están debidamente claras las normas y leyes que permiten a cualquier ciudadano del mundo ingresar, permanecer y establecerse en nuestro país. Un claro ejemplo es lo que ocurre en Iquitos. La misma policía sabe de ellos y quienes están legal o ilegalmente en nuestro territorio. De una vez por todas debemos separar la paja del trigo, no se puede meter a todos en un mismo saco. Eso es ser injustos.

Nos golea la violencia

Entre secuestros, robos y crimenes cada vez más horrendos.
Entre secuestros, robos y crimenes cada vez más horrendos.

Estamos escalando en el ranking de las ciudades más violentas del Perú. No hay semana que no empiece o termine con un acto delincuencial. Y cada uno de ellos superando a los demás en agresividad, salvajismo y monstruosidad. Qué nos está pasando, cómo puede ser posible que nos estemos convirtiendo en un lugar con tanta inseguridad. Ya no solo Iquitos, También Yurimaguas, y en diferentes lugares de Loreto se registran casos horrendos. Lo peor de todo, es que sentimos que las autoridades respectivas, poco o nada hacen para prevenir y disminuir estos hechos.

 

(Visited 78 times, 1 visits today)