Hay más cadáveres bajo el agua

1075
6
Compartir

Testimonios de una tragedia que ojalá sirva para algo

Embarcación aun no ha podido ser reflotada

ESCRIBE: Jaime Vásquez Valcárcel

Después de cerca de 12 horas de labores de rescate se pudo recuperar los cuerpos de tres niños y dos adultos la tarde de ayer, aproximadamente a las 5 y 30. Juliet Zumaeta de 4 años de edad y Lady Maritza Osco Curiñahui de 6 años son dos de ellos. Cerca de las 6 de la tarde se recuperaron los cuerpos de Florinda Carrasco Fernández (48) y Juana García Tamani (21) y una niña entre 2 y 3 años aun no identificada. Algunos sobrevivientes continúan en el caserío “Santa Rosa” y familiares de pasajeros desaparecidos comienzan a llegar de distintos lugares para reclamar por sus seres queridos. Esta es una aproximación a lo que ocurrió la madrugada del miércoles en la motonave “Camila” antes de su hundimiento y los testimonios de sobrevivientes y familiares sobre lo ocurrido y las labores de rescate cuando en la zona se comenzaba a instalar luminarias para los trabajos en la noche. Iquitos puede amanecer hoy con más nombres de ahogados.

Todos los sobrevivientes que dieron su testimonio coinciden en señalar que el hundimiento de la motonave “Camila” se produjo porque comenzó a ingresar incontrolablemente agua por la parte de las máquinas y cuando los operarios quisieron retirarla con la motobomba de la nave se dieron con la sorpresa que no funcionaba. De inmediato Juan, el motorista, corrió hacia la parte de adelante a avisar a algunos familiares que viajaban junto a él y decirle al patrón de la lancha lo que estaba sucediendo.

Eran aproximadamente las dos de la mañana y la motonave se encontraba cerca a la orilla del caserío “Santa Rosa”, cerca a Indiana. Cuando el patrón recibió la noticia del ingreso del agua y el desperfecto de la motobomba inmediatamente trató de llevar la embarcación hasta la orilla, según señaló Beatriz Cagna Shuña (35), una de las que sobrevivió junto a su hermano Miguel Hernán Cagna Shuña (20).

Beatriz Cagna Shuña

Otro de los que sobrevivió fue Dante Mendoza, quien vive hace 8 años en la comunidad de Alto Monte Israel, y que fue hasta Junín para convencer a sus hermanos que la tierra prometida estaba en la selva. Tres de sus hermanos y una de sus hijas de tan solo tres años de edad viajaban en la fatídica nave. “Felizmente este señor me salvó y no me ahogué”, nos relata Dante mientras señala a Gabriel Noa, viviente del caserío “Santa Rosa”, que al percatarse de las dificultades de la motonave cogió su peque-peque y navegó para ayudar a quienes necesitaban auxilio.

Fernando (prefiere no dar su apellido) es otro de la comunidad israelita del nuevo pacto universal que viajaba hacia Alto Monte. Gabriel Noa le dio hospedaje durante la noche después de la tragedia. “He sacado en la noche a mi mamá pero ya estaba muerta”, nos dice al momento que pide no hablar más porque se encuentra compungido por la pérdida del ser querido. Para hablar algunas palabras con la mirada pide permiso a uno de sus hermanos israelitas, quien con una mirada asiente para que Fernando lacónicamente responda algunas de nuestras preguntas.

El segundo día después de la tragedia se siente la desolación en el caserío “Santa Rosa”.  Cerca de las seis de la mañana se reiniciaron los trabajos de rescate bajo la dirección de Daniel Gómez Núñez, un experimentado buzo que se retiró hace algunos años de la Marina y que realizó similar trabajo en el río Tapiche cuando se hundió la motonave “Santa Elena” y desapareció un número indeterminado de pasajeros.

Daniel Gómez Núñez experimentado buzo

A las siete con 20 minutos de la mañana llegaron los representantes del Ministerio Público con la titular de la Cuarta Fiscalía de Turno, Mery Aliaga, a la cabeza. Lo hacen acompañados de varios técnicos que están a la espera del hallazgo de cadáveres para el levantamiento de ley. Pocos minutos después también llegó el oficial Eduardo Sueyras Valverde, jefe de la Capitanía de Puerto de Iquitos, que al momento comenzó a supervisar el trabajo del personal subalterno. De igual forma llegan los integrantes de Bomberos Unidos Sin Fronteras y del sistema de Defensa Civil junto con una dotación policial.

De una de las viviendas rústicas del lugar salen los dos ciudadanos alemanes que salvaron de morir milagrosamente. “Toda mi ropa está llena de combustible”, nos confiesa Thomas Schweiger quien junto con su compatriota Andreas Friedl estuvieron por algunos días en Iquitos y se dirigían a Leticia para luego embarcarse a Bogotá, llegar a Cartagena de Indias, embarcarse a Caracas y volver a Munich. Mientras  amigablemente invita un cigarrillo a uno de los guardias que pernoctó en la zona Thomas nos dice que a pesar de la incomodidad del viaje tiene bonitos recuerdos de Iquitos y que la experiencia ha sido inolvidable no sólo por el accidente sino porque en su país no existen ríos como el Amazonas y porque embarcaciones como “Camila” jamás operarían en el país de los teutones. “Quiero seguir el viaje a Leticia”, indica pero a los pocos minutos recibe una llamada del Consulado de Alemania cuyo interlocutor le ofrece ayuda no sólo para regresar a su país sino para comunicarse con su esposa. Después de algunas coordinaciones Thomas Schweiger y Andreas Friedl se embarcan en un deslizador que los lleva a Iquitos. Mientras recibe el aplauso espontáneo de los lugareños Thomas lamenta que tenga que irse sin encontrar su zapato. Moviendo las manos en la clásica señal de despedida se aleja por el mismo río donde horas antes casi pierde la vida.

Alemán que se quedó sin zapatos

Un testimonio es más dramático que otro. Llegan familiares de la frontera en busca de sus seres queridos. Yolanda Vásquez Jara fue a pasar el día de la madre en Rioja junto con su hermana y dos de sus hijos. Luego de haber pasado momentos inolvidables en la ciudad que dejó hace 8 años retornaba a Tabatinga donde le esperaba su esposo y padre de sus hijos. Recuerda claramente que la última vez que habló con su esposo le prometió que organizaría una hermosa fiesta por los dos años de Kenedy Yamashita Vásquez. Pero Kenedy desapareció aquella madrugada trágica en “Camila”. Cuando la gente comenzó a desesperarse ante el inminente hundimiento ella cogió a Miriam y Kenedy, los dos hijos con los que viajaba junto con su hermana Vidajina. En el alboroto soltó los brazos de Kenedy y nunca más volvió a verlo. Casi dos días después de la tragedia exige que por lo menos le entreguen el cuerpo de su hijito.

Yolanda Vásquez Jara

Marco Antonio Ángulo Mesía ha llegado al caserío de Santa Rosa porque se enteró de la tragedia. Había decidido que su mujer junto con su hijo viva definitivamente junto a él. “Les estaba haciendo llevar, señor”, nos dice con lágrimas en los ojos al momento de confesarnos que su hija era brasileña. Tiene el nombre de Loana y su mamá Elisa Tananta de la Cruz de 27 años ha desaparecido esa trágica madrugada.

Jakelín Vílchez Carrasco ha llegado llorosa al comenzar la tarde del jueves a Santa Rosa para buscar a su mamá Florinda Carrasco. Le tiembla la voz, las manos y los pies porque la última conversación que tuvo con su mamá antes que zarpara “Camila” del puerto de Iquitos le confío que le parecía que la embarcación estaba sobrecargada. “Ella le reclamaba al patrón de la lancha por la carga y no le hicieron caso”.

Francisco Java  Gómez es un comerciante que desde hace cuatro años lleva toda variedad de frutas a la frontera con Colombia y Brasil. Estaba enviando cuatro toneladas de frutas a Iquitos y llegó hasta el lugar para reclamar por su carga al dueño de la embarcación. “He pagado 3,500 soles por adelantado y toda mi fruta se ha hundido, inclusive algunas sandías que reflotaron la tarde de ayer han desaparecido y lo que él quiere es que los cerca de 15 mil soles que gastó le sean devueltos. “Yo he traído todas mis facturas para que se reconozca esa deuda”, expresó. Y el dueño de la lancha le ha dicho en nuestro delante que no se preocupe.

Ni los animales se salvaron

Pero como nunca faltan las anécdotas cerca del caserío “Santa Rosa” una vaca pasteaba sin percatarse que muy cerca de ella dos toros que eran sus compañeros de viaje (de desgracia es mejor decir) en pocos minutos iban a ser recuperados de las aguas del Amazonas con la panza totalmente hinchadas y las patas tiesas porque murieron ahogados con agua contaminada por el combustible. Y nuevamente se pondrá en agenda si es legal o pertinente que las personas viajen juntas a los animales. Y nuevamente se olvidará el tema hasta que otra desgracia arranque la vida de pobladores que en su mayoría usan el transporte fluvial porque carecen de recursos para movilizarse en unidades más veloces, más seguras y más respetuosas de la condición humana.

Camilo Montoya Esteves se reafirma:

“No hubo sobrecarga”

Oficiales de la Marina junto a propietario de embarcación

Desde muy temprano Camilo Montoya Esteves regresó al lugar del siniestro. “Mi hijo está bien al igual que se esposa que se encuentra embarazada”, nos informa cuando le preguntamos por su familia que estaba en la lancha al momento del siniestro. Montoya es un hombre que hace más de quince años está metido en el negocio de la navegación fluvial. Empezó en la ruta del Napo con una embarcación alquilada en la que viajaba solo. Hace doce años decidió encargar a la empresa Fabritec la construcción de “Camila”. Su empresa se denomina “Transportes Valdo”. Cuando le preguntamos sobre los cuestionamientos que ha recibido por ser el dueño de la embarcación responde enfáticamente: “La motonave no estaba con sobrecarga, ni había exceso de pasajeros, sí se embarcó ganado (aunque a un reportero de ATV Noticias le dijo que no) pero después del zarpe no se aceptó más pasajeros”. Manifestó que la embarcación tenía una capacidad para 160 pasajeros pero que sólo se embarcaron 146 y que hay un registro con los nombres. También señaló que la motonave tenía una capacidad de 160 toneladas y que zarpó con 140 toneladas de peso, entre carga y pasajeros.

Reflotamiento

Sobre el reflotamiento de la motonave varias personas entendidas en el tema consultadas por este diario han señalado que durará más de lo que los familiares de los desaparecidos y el propio propietario de la nave desea. Unos indican que será entre cinco a diez días. Aunque también señalan que los cuerpos irán apareciendo poco a poco. Hasta el cierre de esta edición ya se recuperaron 17 cadáveres, 8 de niños. Y se informó que antes de las seis de la tarde de ayer se colocaban luminarias para realizar trabajos nocturnos cerca de la nave siniestrada.

(Visited 319 times, 1 visits today)

6 Comentarios

  1. Bueno mis queridos compatriotas estoy de acuerdo con todas las personas que opinaron y la verdad todo es cierto ya que las autoridades alla en Iquitos son corruptas y el que tiene dinero hace todo y los pobres no tienen justicia. Como me gustaria ayudar mucho a la gente ojala algun dia yo podre ayudar si termino mi carera. Y hacer justicia y proteger a los mas necesitados.

  2. bueno la verdad me parece muy lamentable el hechon ocurrido y la verdad solo hyay una la que se dice mucha sobrecarga
    yo ciaje hace poco igual habia un monton de carga
    ahora deben de tomar en cuenta los enmcargados de controlar esta situacion y tenemos que controlar esto pra q ,no vuerlva ocurrir
    pobres familias
    como deben e star sufrien,do
    ahoraque pena
    de verdad

  3. Es muy lamentable que hoy en dia no se respete la vida de los màs pobres y que sigamos como que no ha ocurrido nada
    simplemente hacer de cuenta que las autoridades no existen para los menos afortunados porque bien sabemos que hay justicia solo para los que tienen dinero, pero basta ya de tantos atropellos para aquellas personas que lo han perdido todo, sus familias y capital de trabajo hay que ser la voz de los sin voz unamonos para acabar con tanta corrupción y hacer pagar a los responsables de esta trajedia que enluta a la ciudad de iquitos caiga quien caiga,reaccionen señores magistrados, defensoria del pueblo hagan valer los derechos de estos seres humanos y castigen a los responsables que no les tiemble la mano y que dejen de tratar a los ciudadanos que viajan por estas embarcaciones dejar de tratarlos como si fuesen animales por el mismo hecho de hacerlos viajar con ellos, estas embarcaciones deben ser solo para trasladar ha personas porque con ese fin creo fueron creados,RESPETEMOS LA VIDA Y JUSTICIA PARA TODOS.

  4. esto solo refleja la incapacidad de nuestras autoridades, y aqui todos tienen mucho que ver en el asunto; espero que de ahora en adelante se cumplan las reglas establecidas; trasnporte Acuatico, capitania, entes encargados de regular y supervisar lo unico que hacen es cobrar coimas, y lo digo con conocimiento de causa, yo viajo constantemente por los rios, uso estas embarcaciones,
    cuando una embarcacion zarpa del pto de iquitos, capitania va a la lancha, transporte acuatico tambien, creen ustedes que realmente verifican el estado de la embarcacion? señores, vecinos conciudadanos, solo entran a recibir dinero de los patrones de estas embarcaciones, quiza no lo sepa el jefe de capitania, pero los tecnicos que van encargados, cada uno recibe sus 150 soles, aun en el mismo muelle las cosas se manejan asi,

    para sacar un permiso de operacioens de estas naves no sirve la legalidad, todo se arregla con coima. esa es nuestra realidad señores.

    hay evidencias, de videos y fotos de guardacostas, gente de transporte acuatico cobrando coimas a los patrones, acaso capitania no sabe que todas las lanchas, aguas abajo del amazonas, o aguas arriba a pocos minutos de iquitos, todos reciebn combustible?, no seamos ingenuos, todo esta arreglado desde la partida.

    equipo de pro y contra unanse a otros periodistas, y suban a las lanchas, y verifiquen por ustedes mismos si estas llanchas cumplen con las relas establecidas, no señores; ustedes de la prensa son los unicos que pueden ayudarnos, a la poblacion a que las cosas se digan con verdad, aun la misma fiscalia esta metido en esto, hace dos semanas viaje a trompeteros, en nauta detuvieron a la lancha, dentro de la embarcacion iban 55 bidones degasolina, vino el fiscal, requiso, nosdetuvieron desde las 9 de la mañana hasta las 2 de la tarde, luego de estar detenidos todas esas horas, con una finta del mismo fiscal, todo quedo en nada por 1200 soles, com o la ven.

  5. Estimado Jaime, sabemos que estas lanchas llevan combustible de contrabando (lo cargan en la petrolera) porque es el negocio en la frontera,sabemos que es peligroso y hay personas que fallecieron por inhalar este volátil y peligroso elemento; sabemos que van sobrecargados (es evidente si vamos al puerto).En este tema hay varios responsables:el dueño, los encargados de la lancha, las “autoridades portuarias”, la policia nacional y la gente, o sea nosotros que tenemos la osadía de subirnos a una lancha vetusta e insegura, nos gusta jugar con nuestra propia vida y a veces perdemos la partida para siempre.La fiscalia debe trabajar y encontrar a los responsables sino prepárate a enviar en el futuro, varias veces a tus reporteros para que informen de otras desgracias iguales o peores.

  6. Yo me pregunto porque llevaron solamente una grua??? debieron haber llevado 2 para que asi sea mas rapido el reflotamiento de la motonave, nose les entiende a las autoridades y como no son sus familiares les importa muy poco, que pena lo que paso.

Comments are closed.