Habremos tenido amnesia

417
0
Compartir

Escribe: Jorge Martín Carrillo Rojas

Vuelvo a reiterar que debemos estar pagando algún pecado como pobladores para que casi absolutamente todo nos vaya mal.

Si la obra de alcantarillado y la planta de tratamiento de aguas residuales fue un fiasco y hasta el día de hoy muchos pobladores sufren con la más mínima lluvia llegándoles el agua hasta la cintura, existe una obra que estuvo pasando desapercibida, piola como dicen los jóvenes, hasta que apareció Odebrecht, la empresa brasilera que terminó de corromper a casi todos. La empresa brasilera que cometió actos por demás irregulares en el mundo y que se expandió hasta el Perú,  ya resultaba raro que Iquitos estuviera alejado de este tipo de hechos.

Corría el año 2006 y los iquiteños, y lo recordarán quienes aún tienen un poco de memoria como este columnista, escuchábamos y veíamos aquel anuncio del entonces alcalde de la provincia de Maynas hoy padre de la patria, Juan Carlos del Águila, en el que nos aseguraba que la anunciada obra de mejoramiento del sistema de agua potable durante el gobierno del omnipotente expresidente Alan García iba a permitir que el agua llegara hasta el quinto piso de las viviendas. Es decir íbamos a tener agua para todos, como se mostraba en los banner de aquellos años.

Han transcurrido diez años y seguimos, quienes no contamos con tanque, bañándonos con pate y con suerte con agua que cae en la ducha en horas establecidas.

Se construyeron tanques elevados que hasta el día de hoy funcionan a medias, sin poder cumplir el fin para el que fue construido y ahora solo sirve para anunciar a alguna empresa de telefonía o anunciante que pague mejor.

Por estos días la aun ineficiente empresa Sedaloreto vuelve a la noticia debido a la intervención por parte de la Fiscalía Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios del Ministerio Público liderados por el fiscal Alberto Caraza, a fin de incautar la documentación de todo lo relacionado a la obra de mejoramiento del sistema de agua potable de Iquitos ejecutada por la tan mentada Odebrecht.

Pero lo que me ha llamado la atención luego de conversar con el fiscal Caraza es que entre los años 2006-2008, durante el proceso de licitación, ejecución y entrega de la obra, no existió problema alguno. Todo fue de maravilla, fue la mejor obra concebida, pues de acuerdo a lo expresado por quien lleva a su cargo la investigación de esta obra y luego de la consulta que su despacho hiciera, no existió acción de control alguno por parte de la Contraloría General de la República y tampoco se registra denuncia formal en instancias del Ministerio Público.

Es decir la obra que ejecutara el gobierno del APRA en Loreto a través de Odebrecht resulta ser virgen pues nunca existió observación ni denuncia alguna. Fue casi la obra perfecta.

Queda esperar a ver si es que en Iquitos caerá alguien por esta obra realizada por Odebrecht, la que a decir de muchos, no fue bien ejecutada. Y queda además la lección para darnos cuenta que muchos tuvieron una amnesia prolongada entre el 2006 y 2017 para no darse cuenta que por aquí pasó el rey Odebrecht comiendo maní, que a todos les dio, menos a los que sí tenemos memoria y eso quizá es bueno para los que no olvidamos los cuentos que nos han metido los políticos y quienes fueron autoridades.

coquicarrillo@yahoo.com

@reporteropro

(Visited 98 times, 1 visits today)

Deja un comentario