En la repetición está el regusto

268
1
Compartir

Esperando en la antesala de una consulta médica leo las primeras páginas en blanco del libro, Ciriaco de Urtecho, litigante por amor de Fernando de Trazegnies, está fechado en mayo de 1986 con mi puño y letra. Cuando todavía estudiaba en la universidad, y claro, mi imaginación se retrotrajo a esa época donde emergían las inmensas dudas que albergaba sobre el Derecho – bueno, como al menos entendía el Derecho esa parte de amigos y profesores en ese período de mi vida. Ese libro fue vital para mí, logró que sobreviviese en ese mal salino del Derecho y de interpretaciones lineales y monocordes de la ley, de profesores enfrascados en la rutina y, por qué no, con la pereza académica. De Trazegnies invitaba y proclamaba a través de ese libro que el Derecho no es aburrido, es más que el simple “positivismo pop” que es hegemónico en las aulas de las Facultades de Derecho haciéndolo banal, y con gran perspicacia ponía en cuestión al análisis marxista del Derecho, a veces, es tan plano y superficial. Proponía escarbar y cambiar la mirada al Derecho, se entendía mejor las victorias jurídicas de Ciriaco de Urtecho, Bonifacio Pisango, Martina Huansi entre otros litigantes que han abierto fisuras al derecho y abren sugerentes posibilidades. Las luchas judiciales medioambientales como las del río Corrientes se comprenden mejor bajo ese prisma De Trazegnies. Las lecturas sobre  Foucault, y sus limitaciones, me estimularon de sobremanera. De hecho me sirvió mucho cuando trabajé el expediente de Bonifacio Pisango que hería de muerte a las interpretaciones monolíticas sobre el uso y aplicación de derecho en la época del caucho. Que los indígenas no eran pasivos, que luchaban, se las ingeniaban, que se apropiaban del derecho y ganaban también sus batallas. Volver por unas horas a la obra De Trazegnies fue un latigazo contra el marasmo que a veces besa el escritorio.

http://notasdenavegacion.wordpress.com/

(Visited 30 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorParo por el canon
Artículo siguienteEl asalto al árbol

1 Comentario

  1. Estoy guardando este comentario junto al libro Ciriaco de Urtecho Litigante por amor y me gustaría saber quien lo escribe.
    Muchas gracias

Comments are closed.