En casos de violación sexual en el mundo

252
0
Compartir

Perú ocupa el tercer lugar

Perú ocupa el tercer lugar en violencia sexual.
Perú ocupa el tercer lugar en violencia sexual.

Pensó que sería la última vez. Susy había decidido no permitir más ultrajes. Su pareja, de 38 años –al igual que ella–, había hecho una costumbre llegar todos los sábados a su casa en estado de ebriedad para tomar a Susy contra su voluntad. Si ella se resistía, le pegaba y, si reclamaba, le pegaba más. En una ocasión ella terminó con la cabeza rota. Pero un día se armó de valor.540f (Small)

Tras escuchar los consejos de las mujeres que denunciaron a sus parejas, decidió ir a una comisaría y acusar al agresor. Pero se aterró cuando los efectivos empezaron a interrogarla sobre la ropa que llevaba puesta y si de alguna forma incitó a su pareja a la violencia. Fue peor cuando uno de los policías le preguntó si tenía alguna prueba.

Susy es una de las 15,000 mujeres peruanas que –según las 540a (Small)denuncias recibidas por el Ministerio Público– son agredidas sexualmente cada año a nivel nacional y cuyos casos quedan impunes. La situación es alarmante, pues el Perú ocupa el primer lugar entre los países de Latinoamérica donde se registran más denuncias por violencia sexual.

DESHONROSO PUESTO
La situación es peor de lo que uno puede imaginarse. Diana Portal, comisionada de la Adjuntía para los Derechos de la Mujer 540b (Small)de la Defensoría del Pueblo, reveló que un estudio de la Organización Mundial de la Salud de 2013 –en naciones con alta incidencia de casos– reveló que el Perú ocupa el tercer lugar en el mundo entre los países con mayor prevalencia de mujeres entre 15 y 49 años que sufren de violencia sexual por parte de su pareja.

Estamos por debajo solo de países como Etiopía y Bangladesh, donde las violaciones crecen porque las menores son casadas antes de los 15 años.

“Esto es el reflejo de una sociedad machista, donde las mujeres no pueden ejercer sus derechos. A ello se debe tantos casos de feminicidios y acoso sexual, que dan cuenta de cómo la mujer es vista como un objeto sexual”, dice Portal.

540c (Small)Según las estadísticas del Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus), el 42% de las mujeres fueron violadas en sus domicilios o en otros espacios que eran considerados seguros, como las escuelas y las casas de familiares. Además, en la mayoría de casos el agresor fue un familiar de la víctima y el 75% de las mujeres violadas eran menores de edad.

MUCHA IMPUNIDAD
540d (Small)María Ysabel Cedano, directora de Demus, alertó que la cifra de violaciones sería mayor, pues las estadísticas solo corresponden a las denuncias realizadas. Según estudios internacionales, solo un 5% de las víctimas adultas de violencia sexual presenta su denuncia.

“El resto no lo hace por un tema de carácter sociocultural y por los problemas de impunidad que se presentan en el acceso a la justicia”, dijo Cedano.

La Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) 2013 lo corrobora, ya que muestra que en el Perú el 48% de casos de violación sexual no se denuncia por miedo, vergüenza o sentimiento de culpa.

“Lo que ocurre es que el sistema de justicia no está respondiendo a las demandas de las agredidas, pues, en muchos casos, se revictimiza a la mujer al pedirle pruebas físicas del hecho”, comentó Cedano.540e (Small)

Según Demus, de las 15,625 denuncias que recibió el Ministerio Público en 2013 por violación sexual, apenas 925 recibieron defensa pública de oficio, pese a que se trata de un derecho de las víctimas.

Asimismo, aunque el acuerdo plenario de la Corte Suprema 1-2011-CJ-116 estableció un protocolo de cómo deben actuar los jueces en los casos de agresión sexual, en la mayoría de regiones este no se cumple.

“Estándares hay. Tenemos un sistema penal con sanciones severas, hay avances en el Código Procesal Penal, pero lo que falta es voluntad política”, sostuvo Diana Portal.

Lourdes Revilla, directora del Programa Contra la Violencia Familiar y Sexual del Ministerio de la Mujer, reconoció esta falencia. “Hay casos de dos o hasta tres años que siguen en proceso y no tienen sentencia. Allí hay un punto crítico”, sostuvo.

Sin embargo, añadió que especialistas del Ministerio de la Mujer se han reunido con funcionarios del Ministerio Público para retomar un convenio de trabajo y mejorar la atención de las mujeres afectadas por este tema.

RECOMENDACIONES
Ante ese panorama, la directora de Demus recomendó capacitar mejor a los jueces y fiscales que llevan los casos de violación sexual. La Defensoría del Pueblo fue más allá y sugirió que se creen fiscalías especializadas en la materia.

Cedano también recomendó que se implementen cámaras Gesell en todas las cortes del país (actualmente solo se cuenta con 30) para que así las víctimas de abusos sexuales puedan dar sus testimonios de manera segura y privada, sin el temor de que su agresor puede volver a tocarla.

Agregó que también se debería mejorar el presupuesto del Ministerio de la Mujer a fin de que se realicen campañas preventivas sostenidas. Al respecto, Revilla detalló que el ministerio cuenta con S/.78 millones para esas tareas, pero dijo que se solicitará una partida mayor.

Por otra parte, Cedano pidió al Gobierno trabajar en la formación deciudadanos libres de estereotipos de género.

¿SABÍAS QUE…?

  • Las víctimas de violencia sexual pueden denunciar a sus agresores en las comisarías y fiscalías de la
    zona donde ocurrió el hecho.
  • También pueden recibir apoyo legal en el Centro de Emergencia Mujer y en la Oficina de Defensa de Víctimas del Ministerio de Justicia (Minjus).
  • Además, hay asesoría telefónica gratuita en la línea 100 del Ministerio de la Mujer y en el 0800-15-259 de Asistencia Legal del Minjus.

DATOS

  • Con 4,625 casos, Lima es el distrito fiscal que encabeza la lista de denuncias por violación de la libertad sexual, según el Ministerio Público.
  • Arequipa, con 1,037 casos; La Libertad, con 857, y Junín, con 779, siguen entre regiones con más incidencia.

 

(Visited 62 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorMagallanes
Artículo siguienteEl gasoducto nororiental