El Trapecio Amazónico es ganado por narcos y sicarios

1537
3
Compartir

Escribe Marco Antonio Díaz

Policia muerto por narcotraficantes

La reciente detención de dos colombianos y dos peruanos se habría producido por indígenas ticunas. La policía no ha aclarado este punto. Los detenidos permanecerán 15 días en investigación. No se descarta que los intervenidos sean liberados pues no habría cargos en su contra que amerite denuncia alguna por parte de la Policía y la Fiscalía que ha tomado el caso.

La intervención de cuatro sujetos en la localidad de Cushillococha, provincia de Ramón Castilla ha evidenciado una vez más la incursión permanente de bandas de narcotraficantes y sicarios que han convertido el Trapecio Amazónico en su feudo y dominio total ante la mirada indiferente del Estado peruano que poco o nada hace para afrontar el problema con responsabilidad.

En localidad “Mario Rivera” asesinaron a Marco Pizango Tenazoa, presidente de la APAFA del colegio de dicho poblado. Son más de 20 personas que han sido ultimadas, todos ellos por resistirse a la presión de no colaborar con la mafia que llegan a los pueblos para azuzar y convertirlos en su bastión y poder trabajar en la elaboración y procesamiento de droga.

"Gallero", abaleado por lugarteniente

Los enfrentamientos por el control de la droga ha llegado a extremos que “Los Galleros”, la organización criminal conformada por los más temibles sicarios, se dividieran a costa de la vida de su líder el brasilero Isauro Antonio Porras Do Santos alias “Gallero” o “Papi” quien fue encontrado muerto en un ataúd en una vivienda abandonada la mañana del lunes  18 de agosto del 2008, en la localidad de Cushillococha. Según se conoció, “Gallero” fue victimado nada menos por su lugarteniente y hombre de confianza Jair Ardela Micchue alias “Javier” quien aprovechando que sus secuaces disputaban un partido de fulbito acabó con su vida para apoderarse del control de la banda y desde ese momento se desató aún más la ola de violencia y muerte para vengar al líder principal en la zona.

Tras la muerte de “Gallero”, Jair Ardela junto a sus incondicionales sembraron el pánico y terror en los pueblos persiguiendo a quienes no quisieron someterse a su liderazgo, es por ello que la madrugada del viernes 17 Octubre del 2008 en un raro enfrentamiento en las aguas del río Amazonas, Ardela resultó herido pero pudo sobrevivir arrojándose al río para luego llegar al centro de salud de Santa Rosa, de donde fue derivado a la clínica Ana Sthall en Iquitos, posteriormente por medidas de seguridad internado en la clínica Sargento Lores, de donde meses después fue trasladado a la ciudad de Lima, sin embargo, gracias al amparo de una resolución de improcedencia de extradición del 19 de octubre del 2009 emitida por el Tribunal Constitucional la entonces jueza del cuarto juzgado penal de Maynas Elena Vásquez Ortega ordenó su libertad y desde entonces se instaló en la isla Hawai. Desde una silla de rueda y sujetado por un bastón Jair Ardela dirige la organización delictiva, incluso un suboficial de apellido Ruiz, que trabajaba en la comisaría de Moronacocha, desde la quincena de marzo de este año pasó a formar parte de su seguridad personal y hombre de confianza.

Ola de muertes por ajuste

Los asesinatos por ajuste de cuenta ha sido una constante en la frontera como el caso de la esposa del oficial de la marina Fernando Castillo en el año 2006 que fue acribillada a balazos. La muerte del empresario Máximo Cabrera Medina conocido como “Golfinho” y del efectivo policial Fernando Chang Montesinos el 22 de abril del 2008 en Tabatinga estaría directamente relacionada con “Gallero” que cuando oponían resistencia a sus pretensiones ordenaba matar.

Peruano muerto en la frontera

En localidad “Mario Rivera” asesinaron a Marco Pizango Tenazoa, presidente de la APAFA del colegio de dicho poblado. Son más de 20 personas que han sido ultimadas, todos ellos por resistirse a la presión de no colaborar con la mafia que llegan a los pueblos para azuzar y convertirlos en su bastión y poder trabajar en la elaboración y procesamiento de droga sin que nadie ponga resistencia y que todo sea una actividad normal y cotidiana. Cuando la policía aparece son los mismos pobladores reclutados quienes se enfrenten a las escasas fuerzas del orden que no cuentan con la logística y equipamiento adecuado para la lucha contra el narcotráfico.

La madrugada del 12 de abril en la localidad ticuna de “Gamboa “ a escasos 20 minutos en motonave de Santa Rosa, una ráfaga de disparos de metralleta y el ruido de un megáfono despertó a las familias del pueblo a quienes obligaron ir hasta la cancha de futbol donde los formaron para luego encerrarlos en el colegio para obligarlos a responder si trabajaban para “Javier”. Con la premura del tiempo una mujer salió en ropa interior y cuando intentó correr para cambiarse fue baleada, tres horas después de hostigamiento los más de 30 hombres armados les dijeron a los pobladores que eran de las FARC y apuntando con las armas en la cabeza no les permitían levantar la mirada. Según fuentes consultadas, los sujetos llegaron al pueblo simulando ser miembros de la Marina y en todo momento preguntaban por Marco Maichin.

Víctimas de la mafia

El 15 de abril en la localidad de “Yahuma”, cuatro personas murieron baleados en una embarcación que se desplazaba por la quebrada Callarú, posteriormente el 17 de Junio Erick Vega Príncipe suboficial PNP murió de un certero balazo en la cabeza cuando en un extraño y raro operativo incursionaban en una zona sitiada por la mafia, a pesar que según un informe reservado, la intervención debió  hacerse dos días después con 35 hombres y no con cinco efectivos liderados por un oficial que llevó a los agentes policiales a una verdadera carnicería.

(Visited 298 times, 1 visits today)

3 Comentarios

  1. nadade lo que aqui se dice es exagerado..QUE PENA QUETODO ESTO TENGA QUE ACONTECER..a vista y paciecia de nuestras lamadas $ (AUTORIDADES)…POR NO LLAMARLOS (CORRUPTOS)…MIENTRAS OTROS PAICES CUIDAN SUS BOSQUES Y LO PROTEGEN NOSOTROS LO VENDEMOS AL DIABLO….

Comments are closed.