El ser esquivo

272
1
Compartir

El ser esquivo

Imaginamos que el Señor de los cielos y las aguas, que todo lo sabe, no ignora la academia de mañas y picardías donde el señor Walter Tuesta Armas aprendió el arte de quitar el cuerpo, de escurrirse como si nada y de cabrearse sin más. Sospechamos que en los tiempos colegiales gustaba de hacerse la vaca y que no escatima esfuerzo para arrojar la piedra y esconder la mano, para pescar a río  revuelto y hacer varias cosas fuera de lo normal. El verdadero perfil escapista y torcido, que en el terreno de la sicología  tiene su nombre,   del citado nos fue revelado, y no por el Señor de los cielos, cuando una reportera de este diario quiso hacerle una entrevista.

Nosotros, los de este diario,  como que no tenemos remedio. Amenazados  de muerte por un plomeador y  a punto de  ser llamados a juicio y seguramente sancionados, seguimos en lo de casi siempre. Y queremos más información sobre esos hechos que tienen que ver con el señor Ferrer, esa especie de mapochino nada secreto, de sureño declarado. Queremos tener la mayor información sobre su gestión a la hora de los loros, si es que antes no caemos ante las balas asesinas.  Y el señor Tuesta Armas, como líder sindical, podría ayudarnos. Pero se cabreó.

El escurridizo personaje, al ser requerido para el reportaje, se escondió debajo de su pupitre;  luego quiso pasar piola o desapercibido y, finalmente, al ser descubierto dijo que no podía declarar ni pío porque no estaba en su local gremial. O algo así. En realidad, sus razones nos parecen bastante ridículas.  Así las cosas la vida es un carnaval, y cualquiera puede evadirse, escaparse, largarse. Pero las cosas no son como el tubo de escape.  ¿Quién le dijo que mantuviera la boca cerrada, que no diera declaraciones, que evitara toda respuesta? ¿El entrenador de la selección chilena?

(Visited 32 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorJhodernet
Artículo siguienteFamilias se quedan en la calle

1 Comentario

  1. Que verguenza de dirigente sindical debería de renuncial o ser destituidos por sus afiliados , por no puede ser juez y parte ¿ jefe de personal?, entonces personal de confianza, pobre sindicalizados, ese personaje es un sirvenguenza, seguro que es la herencia del jujimorismo, donde todos tienen precio sino pregunten a los generales, congresistas, periodistas, jueses, etc,etc,etc, ellos los honrados y los apristas los corruptos, ningún General, Ministro, Congresista o Funcionar público esta purgando condena, eso demuestra que la campaña de 10 años de fujimorismo no pudo doblegar al APRA que volvio a la presidencia el 2006 y volvera el 2016, por el buen gobierno del Presidente García, gracías Presidente García por hacer que la económia del Perú se hoy una económia emergente.

Comments are closed.