El robo de antología

248
1
Compartir

El menesteroso Miguel de Cervantes, que nada tiene que ver con el petardista capitán que comandó una revuelta en esta plaza, erró el tiro al decir que los gitanos nacían solo para robar.  Ese alto galardón de la rapiña la tenemos nosotros, los emblemáticos y emprendedores iquitenses.  Y no nos  referimos a los rutinarios hurtos de siempre. A desfalcos de tres por cuatro, a coimas sin cuento, a cuotas sin testigos, a quemones brutales. Menos a labores de carteristas diarios, de cuadradores sin imaginación. Escribimos sobre un reciente robo que es de antología y que debería figurar en una eventual antología de la cacocracia universal.

Entre el húmedo amparo de la lluvia nocturna, entre gallos,  gallinas, polluelos y  la medianoche, lo que equivale a decir que no sabemos a qué hora fue la cosa, innovadores rapaces se zamparon las rejas de adorno y protección del trayecto que va desde la octava cuadra de la calle Grau hasta la plazuela que, dicho sea de paso, estorba el tránsito vehicular y peatonal. Aunque parezca una mentira de este tamaño o más grande  o una burla impiadosa, el robo ocurrió. Lo peor de todo es que el hecho doloso no salió en las crónicas rojas u de otro color.  Ni figuró en la literatura policial.

El siempre viajero, siempre alardeador y ahora poco besador  burgoamestre de Maynas,  don Charles Zevallos,  se encargó de dar la noticia a un medio local. Algo extraño en verdad, puesto que la edilidad local tiene su departamento de prensa. En esas rejas hay bastante oscuridad. Se conoce que trabajadores municipales cortaron con sierra de acero para hacer nadie sabe qué. Las pobres rejas fueron dejadas a la intemperie y la chorería de estos pagos puso manos a la obra. ¿Qué otra sorpresa nos deparará el mundo rateril de estos desiertos orientales?

(Visited 34 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorJhodernet
Artículo siguienteSe postergó inspección ocular

1 Comentario

  1. Pero quienes son los culpables?, acaso los que se robaron simplemente?, o los trabajadores de la Municipalidad que cortaron y lo dejaron a la merced de quien queria llevarselos?.Dice un dicho popular, que en “arca abierta, hasta el justo peca, no les parece?. Logico no quiero justificar con esto a quienes se robaron los fierros, pero desgraciadamente, hay gente que esta al acecho de algo descuidado para levantarse, bueno unos lo hacen por necesidad, otros por costumbre y finalmente otros como quien dice, de pronto de algo los puede servir, no les parece?. Aqui los verdaderos culpables son, los que cortaron y dejaron a la intemperie, por esa maldita costumbre de no hacer bien su trabajo. A este paso serviria muy bien, para que aprenda el burgomaestre, como le gusta viajar, se de un viajecito a Estados Unidos, para que vea como trabaja la gente,para un ejemplo, cuando hay un evento cualquiera, hace una semana hubo en Linda Vista, donde vivo en San Diego, la “Feria Multicultural”, donde se bloquearon, una avenida en 3 manzanas, se instalaron mas de un centenar de puestos, todos con carpas, mesas, sillas, termino el evento a las 6 p.m., a eso de las 9.30p.m., ya estaba la Avenida completamente libre, limpia, como si no hubiera habido ninguna actividad. Que manera y responsabilidad de tomar las cosas verdad?. Aqui no existe la costumbre de dejar para el dia siguiente, pese a que era domingo el dia siguiente. Esas son las costumbres que deben aprender nuestros compatriotas. Bueno mis amigos disculpen que los ponga ese ejemplo de otro pais, pero vale la pena imitar. Gracias, bye.

Comments are closed.