EL RESFRIADO COMÚN

375
0
Compartir

Javier Vásquez

Revisando internet, encontré un tema de interés general.

El resfriado común se conoce también como catarro o constipado, es una enfermedad infecciosa viral del aparato respiratorio que afecta la nariz, los senos paranasales, la faringe y la laringe. Es causado principalmente por el rinovirus, es autolimitada y puede afectar a personas de todas las edades. El virus se contagia a través del contacto con las secreciones de la persona infectada o la inhalación de sus gotitas de saliva. Los síntomas aparecen entre uno y dos días posteriores al contacto.​

Suele comenzar con un síntoma único tal como la sensación de irritación ocular o sequedad en la garganta, el que rápidamente se acompaña de otros síntomas como estornudos, secreción nasal, dolor de cabeza, congestión u obstrucción nasal, ojos llorosos, picor o dolor de garganta, disfonía, tos, cansancio, fiebre y sensación de malestar general. Una combinación de estos síntomas y signos puede extenderse por una semana o más. El diagnóstico se establece por la presencia de un conjunto variable de estos signos y síntomas, descartándose el diagnóstico si sólo existe o predomina uno por sobre los demás, prefiriéndose en dicho caso la denominación del territorio afectado (faringitis, laringitis, rinosinusitis).

El resfriado común es distinto de la gripe, una infección viral más grave del tracto respiratorio que se diferencia por ser una enfermedad generalizada, con síntomas más intensos, especialmente en las vías respiratorias, las cuales suelen complicarse a nivel de los bronquios o pulmones. Así mismo, la gripe puede afectar simultánea o sucesivamente, el cerebro, las meninges, el corazón, las vías digestivas y la musculatura. No obstante, muchas personas confunden ambos términos.

Existe una rinitis no infecciosa que semeja al resfriado común. Es una reacción de tipo alérgico, que hace frágiles las mucosas, viéndose favorecida la infección por la reacción inflamatoria. Se acompaña de cosquilleo, escozor en la nariz, paladar, faringe y ojos, estornudos, secreción nasal, congestión y obstrucción nasal. (por hipersensibilidad al polen, hongos, polvo de casa, pelos de animales, alimentos, etc.), produciendo la llamada rinitis vasomotora y rinitis alérgica.

No hay tratamiento que combata directamente al virus. Sólo el sistema inmunológico del organismo puede destruir con efectividad al germen. Un resfriado puede estar compuesto por varios millones de partículas virales, y normalmente en pocos días el organismo comienza a producir en masa un anticuerpo más adecuado que pueda impedir que el virus infecte más células, y los glóbulos blancos destruyen el virus mediante la fagocitosis y a las células infectadas para impedir más replicaciones del virus.

El tratamiento del resfrio consiste en el alivio de los síntomas, lo que conlleva al uso frecuente de medicamentos tanto de prescripción como de venta libre, y remedios caseros.

La mejor manera de evitar un resfriado es evitar el contacto cercano con los enfermos, lavarse prolija y regularmente las manos y evitar tocarse la cara. Los jabones antibacterianos no tienen efecto sobre el virus del resfriado. Se recomienda gel con alcohol para manos como método efectivo para reducir la concentración de los virus infecciosos en las manos. Sin embargo, al igual que al lavarse las manos, los geles con alcohol no proporcionan ninguna protección residual contra otra infección.

En algunos países las personas resfriadas se colocan máscaras de cirujano como cortesía hacia los demás. En países de habla hispana, hay personas que al toser se cubren la boca y nariz con ropa o pañuelo, para captar las micropartículas emitidas.

La prevención es lo mejor. Se calcula que una persona sufre al año 1 a 3 infecciones de resfrío común. A más edad pueden haber más complicaciones.

(Visited 52 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorTiempo de celebrar
Artículo siguienteJhodernet