El día de la mujer – Editorial

517
2
Compartir

En la fiebre celebratoria nacional, en esa feria oficialesca donde se rinde homenaje cívico con discurso y brindis al calato perro peruano, al efusivo y a veces dañino pisco, al crocante pollo a la brasa, no está demás el Día de la Mujer. El ser esencial, donde germina la vida de cada uno de nosotros, como una sucesión apostólica, una heredad sagrada, es todavía un individuo marginado, ninguneado y maltratado. La historia de la mujer en el Perú es impresionante. Los datos del pasado son inequívocos, pues ella aparece vinculada a la germinación del mundo y de la vida, a la  fecundidad de dioses,  hombres y vegetales. Más tarde, por ejemplo, las pumacunas fueron a la guerra contra el invasor del sur.

En nuestra enmadrada, feminizada y amujerada realidad amazónica, el llamado sexo débil tiene también una historia impresionante. Ancestralmente se la vincula al origen del mundo y de la vida, a la fertilidad de los campos y las aguas. En 1545, lo cuenta Garcilaso, una mujer selvática, la Mamanchic, hizo la primera protesta callejera para frenar la entrada de Túpac Yupanqui. La mujer shipiba, por ejemplo, es el eje de la estirpe y su labor es constante, diaria y perenne. Tiene mayores responsabilidades que el hombre y no le va nada mal. Sus trabajos artesanales son cada vez más acabados y más brillantes. Hay otros episodios ejemplares que no mencionaremos  por hoy.

Lo que nos interesa, por ahora, es escribir que la celebración de la mujer no puede reducirse a saludos a la bandera, a buenos deseos, a discursos anticuados, a brindis con plata ajena, a simples conversatorios con datos y cifras sobre su actual situación. La riqueza del aporte femenino es tema que necesita ser frecuentado en serio. Todavía nos falta un estudio global sobre ese ser entrañable a quien tanto debemos todos los días de nuestra vida.

(Visited 110 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. ¡Felìz dìa de la Mujer! a todas las mujeres de Iquitos y del mundo, ya era hora de tener nuestro dìa muy especial por que somos lo mas importante en la vida, por que sin nosotras nada existiera.

    ¡Que vivan las mujeres!

    Felìz dìa Mujer loretana

Comments are closed.