El contraataque centralista

774
1
Compartir

200

Ahora que una “repentina” ganas de fiscalizar se les ha dado a los congresistas y diversas organizaciones del Estado en general como la Contraloría o la procuraduría, hay quienes han cuestionado la descentralización a tal punto que intentan desarmar lo armado. Critican los niveles de presupuesto que se les ha otorgado a las regiones y municipalidades mediante el canon minero – petrolero y advierten que debería regresarse al estado centralista, ese de los tiempos de Fujimori, cuándo todo se decidía desde Lima o el Pentagonito.

Su mejor ejemplo en estos casos cuando se habla de ineficiencia es Cajamarca que durante décadas con inversión minera y gestión izquierdista la pobreza no ha disminuido en los niveles que debiera. No dicen, por ejemplo, que esta lucha contra la pobreza en Cajamarca es similar y hasta mejor al de Lima. O que la responsabilidad de la empresa aurífera Yanacocha, presente en la zona, nunca contribuyó efectivamente a esta reducción, por más que se diga que con los impuestos que se derivan a Lima y se distribuye en proporciones en la región basta como empresa. Esa es una mirada incompleta y hasta cavernaria del nuevo rol que deben tener las empresas, sobre todo mineras, en un país que tienen tanto de este recurso y que está tan ligado con las regiones más pobres.

Cuando se trata de corrupción el mejor ejemplo es el de Ancash. Y es evidente que los casos de asesinato sean apabullantes para reconocer que esto están en lo cierto. Pero no miran toda la foto, es decir, las instituciones que deberían fiscalizar seria y permanentemente a estas regiones, nunca se descentralizaron y que desde varios años sólo actúan cuando un hecho excepcional de corrupción pasa en cualquiera de las regiones para que recién, como los iluminados que todo lo conocen, se desplacen a estos lugares y empiecen un proceso de fiscalización, o presionados por el poder político resuelvan en ese sentido.

Nunca se descentralizaron para que funcionen en varios polos regionales de la Contraloría a través de los Organos de Control Interno y mantenga independencia económica y legal de estos presidentes regionales o alcaldes, cosa que aún no sucede. Parece ser que el centralismo sólo quiere el dinero o, como siempre ha sucedido, creen saber cómo deben gastar en el patio trasero, que ha constituido para ellos las provincias.

Lea esta columna en www.federicoabril.blogspot.com

(Visited 128 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorLa Fuerza de Iván (II)
Artículo siguienteCogía caimitos

1 Comentario

  1. Toda la corrupcion que existe en GOREL, la culpa la tiene el “ELECTARADO” a sabiendas que YVAVA (Yvan Vasquez Valera) ha estado robandole al pueblo, lo re-eligieron…..pobre CANON…. Por si acaso YVAVA ha salido mas ladron que su abuelo … y quien es su abuelo … pues ALY-BABA.No voy a votar ni por Yvan.. ni Por MILendez. No hay candidatos con perfil de estadista… POR ESO SOMOS LOS MAS COMPETITIVOS A NIVEL NACIONAL (ultimo lugar)

Comments are closed.