El cantar del candidato

249
2
Compartir

El señor Luis Castañeda no habla mucha y cada vez que lo hace se jacta de ser un emprendedor, un constructor y un realizador. Está  último en el pelotón de candidatos o candidatos que se atropellan como si al fondo, en otra parte, no hubiera sitio. Cerca ya del día central de las elecciones, cuando parece que nada le devolverá al primer lugar en las encuestas que antes tuvo, acudió a un programa televisivo nocturno. Uno esperaba que dijera algo importante, que ofreciera más de lo que ya ha ofrecido, que conmoviera a la platea con algo sorprendente, definitivo. Pero se puso a cantar. Así como se lee. A cantar.

A cantar viejas o nuevas canciones con letras algo torpes, algo tontas, menos esas canciones que canta con sentimiento el histriónico Alan García Perez que después de  su gestión podría dedicarse a grabar discos a encandilar las peñas nocturnas, menos los llorosos huaynos que tanto gustan a don Alejandro Toledo. El candidato de la solidaridad cantó y cantó sin tregua, en una contienda de cantos con el conductor que, dicho sea de paso, canta bastante mal.  Tamaña banalidad  nos dejó perplejos. ¿El elector peruano  carece de sesos, de urgencias, de necesidades para asistir a un incómodo evento canoro de parte de un candidato? ¿Cuándo dejara la política de ser un espectáculo tan burdo?

El señor Luis Castañeda no habla mucho y canta en lugar errado.  Porque a estas alturas del partido, de su salida de la alcaldía de Lima, debería dejar de frecuentar karaokes televisivos o discotequeros y dedicarse a cantar ciertas verdades incómodas, Cantar con pasión y sentimiento para explicar  cómo fue esa ganancia absoluta de Comunicore, cómo fue aquello de las obras infladas y nunca terminadas, de las obras no fiscalizadas por nadie y otras perlas o hierbas bastante oscuras y nada emprendedoras.

(Visited 34 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorJhodernet
Artículo siguientePescador se mata por deuda

2 Comentarios

  1. Claro que estas perlitas de Castañeda todavia estan por ser aclaradas e investigadas. Pero tambien estan sus ilicitos manejos en la caja del pescador, el ipss.
    Castañeda es mudo pero nada tonto, porque con frio calculo politico ha delegado grandes proyectos de infraestructura a una entidad que nada tiene que ver con ese tema, entidad que se dedica al tema de migraciones y lo hizo basado en su popularidad que no bajaba de 70% y que al parecer le animó a buscar inmunidad e impunidad postulando a la presidencia con el aval descarado de otro descarado que está en palacio de gobierno.
    Pero felizmente, existen personas transparentes, honestas y responsables como la actual alcaldesa, que cumplió una de sus promesas de campaña al informar de la situacion encontrada en la municipalidad y VAYA SORPRESA. El mudito se quedó mas mudito y todos descubrimos que nunca Lima tuvo un verdadero alcalde.
    Luego aparecieron cosas que le hundieron mas como el caso de la hermosa ecuatoriana, ademas de que Castañeda no tiene ese carisma de gente, le cuesta articular alguna frase coherente, tiene una sonrisa burlona, se desespera con facilidad y ataca sin medir sus palabras. Castañeda tampoco ha demostrado que es un modelo o ejemplo de tener una solida familia, su nucleo familiar esta atomizado.
    Como dijo el destacado economista Paul Krugman: “el que sabe dirigir una empresa no necesariamente sabe dirigir un pais”.
    Castañeda puede que haya tenido exito como empresario pero como politico es un fracaso, lo ha demostrado.
    Saludos.

Comments are closed.