El bibliotecario y sus metidas de pata

199
1
Compartir

En el Perú, pese a tanta gente iletrada que no lee ni las portadas de los diarios,  hay una tradición bibliotecaria de prestigio. Sin ir muy lejos, el zumbón y burlador don Ricardo Palma es recordado ahora como el Bibliotecario mendigo. Y no era broma. No menos indigente fue don Jorge Basadre que para colmo de males soportó un devastador incendio que se llevó incontables libros. Entre nosotros la biblioteca es un pequeño patio trasero. Y no estamos escribiendo sobre la quiebra eventual de la Biblioteca Amazónica. Hablamos de la biblioteca más antigua de la ciudad.

En un lugar del  llamado Parque Zonal está ese santuario de los libros, del conocimiento. Como andamos en el último lugar en comprensión de lectura, ese ámbito debería ser un centro fundamental de la vida ciudadana. Pero no es así. Para comenzar, nadie sabe qué hace allí como director el señor Saúl Alvarez. Independiente de otras habilidades, creemos que no es su lugar. Y no porque no conozca nada de la profesión de bibliotecario o porque no lea algún libro al mes. En la vida todo se aprende. Estamos en contra de su presencia porque mete la pata a cada rato.

Esas metidas de sus extremidades andantes comenzaron desde el día en que asumió el ilustrado y alto cargo. Sucedió que mandó pintar el local. El nuevo color no estaría mal. Pero a brochazos limpios acabó con los decorados pictóricos, los adornos de antes, los dioramas,  que existían en las paredes. Como si nada no respetó el esfuerzo de otros. Por otra parte, conocemos que anda en conflicto con la gente que labora allí. No llega a la hora a su puesto o no está por ninguna parte. Lo más grave es que nada sabemos de alguna campaña de lectura para abandonar el último lugar en ese rubro.

(Visited 33 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. Ese hombre debe ser un ignorante… claro… si las autoridades solo saben colocar a sus amiguisimos, nunca me ha dado ganas de entrar a esa biblioteca porque cuando vas a buscar algo, el que atiende no sabe ni donde esta, no sabe recomendar, no te inspira a leer… una desgracia… ojala algun dia mejore y por otro lado, todas las bibliotecas del mundo se encuentran en lugares centricos, no se de quien ha sido la iluminada idea de ir a ubicarla taaaaan lejos, que desdde donde yo vivo debo tomar dos omnibus para llegar… que tal raza!!!

Comments are closed.