Editorial

332
2
Compartir

El mandatario de la botella diaria  

En la actual campaña ha estallado la nada novedosa afición de don Alejandro Toledo por mojar el gaznate, por empinar el codo, por beber como en una desbocada taberna. Durante su gobierno no dejó de zamparse su respectivo licor, su apetecible whisky importado, como un condenado a competir con Baco o con cualquier divinidad de la bebida. En su cuenta personal figura una licorería completa, una tragoteca surtida. En cinco años chupó más que un beduino en el desierto, más que una turba de borrachines de feria. Se zampó nada menos que 1750 botellas de la mejor cosecha escocesa. Es decir, una botella consumida por día.

El aparentemente sobrio y serio candidato, que quiere repetir no el plato sino la botella seductora, bebía cada hora de su gestión, cada segundo de su tiempo palaciego. Bebía sin parar y sin piedad y no invitaba a sus votantes. Bebía con su camarilla y sus lacayos. Y no con la suya. Bebía gratis, como de gorra. Los pobres peruanos tuvimos que pagar la permanente muca del entonces mandatario durante tanto tiempo. Los desconcertantes y tristes peruanos tuvimos que gastar nuestro dinero en saciar el espirituoso vicio del líder de la chakana. En vez de invertir ese dinero en cosas más importantes, Toledo despilfarraba plata ajena en nada.  

En exceso cualquier cosa hace daño. No sabemos cómo don Alejandro Toledo no sufre alguna de las dolencias que provoca el beber tanto, el embriagarse tanto. Pero eso no es lo importante. Lo que cuenta es que se debe reglamentar el uso del poder. Los que tienen el mando gastan demasiado en tonterías. Se dan la gran vida con el dinero ajeno. La juerga pagada por otros no debe continuar. El que asume el poder debe gastar de la suya, vacilarse con sus propios recursos. O irse a otra fiesta a beber fiado o de  gorra.

(Visited 36 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorJhodernet
Artículo siguienteCae con billetes falsos

2 Comentarios

  1. Toledo el pistolero
    La unica forma de chuparse una botella de whisky diaria es metiendose tiros como en el oeste para seguir parado y el trago no lo tumbe.

  2. Ojala que no gane este alcolatra porque sino seremos espectadores nuevamente de sus vicios, de las violaciones y robos de tierra por parte de su dignisima familia, ademas de pagar todos los vestidos y joyas de su mujer, que en varias oprtunidades nos dijo inbeciles.
    Yo nuca vote por este individou y espero que los que voten por Toledo, primero se metan el dedo en las cuatro letras y despues lo cubran con la tinta indeleble.

    Fui…….

Comments are closed.