Editorial – Octubre 28

217
1
Compartir

Extrañas liberaciones

Un fantasma recorre este país. El fantasma de la liberación de presos, reos, convictos y confesos delincuentes, que estaban cumpliendo condenas.  Hay como una mano blanda que abre las puertas de las cárceles para que esos ciudadanos dejen de vivir en entre esas cuatro paredes clausuradas. No sabemos debido a qué motivo generoso algunos jueces peruanos se están dando al deporte de liberar a esos señores de los bajos fondos, esos súbditos del mundo del hampa. Pero es bastante extraño que en un país como el nuestro, donde la delincuencia aumenta cada día, ocurra semejante episodio.

Entre nosotros, como para no quedarse atrás, como para ir a tono con lo que se hace en otras partes, el fantasma de la liberación de presos ya abrió sus puertas. No importa que la delincuencia local se haya vuelto más osada, más peligrosa, más encarnizada. Dos homicidas abandonaron las rejas. El primero, Henry Flores López, uno de los que colaboró en el asesinato a  Pedro Loreto Zumaeta, el otro Edwin Catashunga Machoa, el que asesinó a la dueña del restaurante Paulina, están libres. Penas sorprendentemente benignas les han permitido a los dos abandonar el encierro.

Desde luego, no estamos por la condena eterna a quien comete un delito. Todo individuo tiene derecho a reivindicarse, por supuesto. Lo que nos preocupa es que la sociedad en su conjunto está como desamparada, como al garete, sometida a los desmanes de los bajos fondos. Esos desmanes no se castigan ejemplarmente, como buscando que no vuelvan a ocurrir. Lo cual podría incentivar la perpetración de un delito, pues la condena será benigna a la corta o a la larga. Esperamos que ese fantasma de liberación de reos pronto se acabe. Y que la sociedad en general se encuentre mejor protegida de todos los bajos fondos.

(Visited 35 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. Amigo editor, en realidad no deberia parecernos extraño las constantes liberaciones, amnistias, commutaciones de penas y no se que leguleyadas mas que inventaron nuestros iluminados juristas; si casi todos los dias nuestro inmaculado y casi santo a punto de ser canonizado Presidente, se le ocurre soltar como se dice o liberar vía gracia presidencial, a cientos de reclusos a nivel nacional. El diario de todos los apristas (El Peruano) es el medio oficial para anunciar estas liberaciones de internos o reclusos. Ningun presidente ha realizado semejante desproposito.
    saludos

Comments are closed.