Editorial – Noviembre 10

228
1
Compartir

La falta de viviendas

La casa es el mundo, decía el inolvidable Jorge Luis Borges. Entre nosotros, ese universo donde se vive y se muere es una crisis perpetua, una eterna carencia. Desde que la ciudad de Iquitos existe como tal, no hubo una política hogareña, una planificación certera para hacer que las casas respondan a los requerimientos de una población que crece sin descanso. Las primeras construcciones se levantaron sin pensar en el futuro, sin imaginar que la urbe se expandería en todas las direcciones. Las calles de antaño  se inauguraron sin pensar en el todo metropolitano, sino en los intereses de unos cuantos que negociaban sus tierras. Así las cosas, la ciudad tropicalizada nunca encontró su diseño conveniente, su arquitectura acabada.

Es un caos de casas acomodadas a la buena del Señor, puestas a las volandas en los aledaños o en las periferias, ante el avance incontenible de la migración campestre. Siempre faltan casas en una ciudad que no puede albergar a los que llegan de lejos. En ese contexto también puede verse  a la reciente invasión de los terrenos del INIA. Estos ocurren no tanto por la presencia de desalmados cabecillas que luego lucran con los terrenos, de líderes oportunistas que se aprovechan de una urgencia inevitable, sino por la falta de una política regional de vivienda. 

En la reciente campaña electoral ese rubro pasó desapercibido. Ningún candidato mencionó el tema de la vivienda. Como si el problema no existiera. Como tantas otras veces. Mientras no se diseñe una estrategia de mediano y largo plazo para solucionar la creciente demanda de casas, seguirán las invasiones.  Nos guste o no. De manera que habrá que poner las barbas y las mandíbulas en remojo para diseñar una política viviendística y evitar tantos males modernos en la ciudad.

(Visited 36 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. Ejemplos de planificacion urbana lo podemos ver en ciudades del nor-oeste y nor-este de Brasil, en Bolivia tenemos la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en Ecuador, Guayaquil.
    El gobierno Regional deberia encargarse de este serio problema que como sabemos cosntituye una necesidad basica y un derecho universal inalienable e inherente al desarrollo humano, como el derecho a la alimentacion, la educacion, la salud y otros.
    ¿no podemos imitar lo bueno?
    Realmente es preocupante la apatia de las autoridades cuando este es un problema muy serio.

Comments are closed.