Editorial – Julio 16

222
1
Compartir

Gustos y disgustos

Nos guste o disguste la campaña electoral municipal en Lima se centra en lo que hizo, hace o hará Lourdes Flores Nano. Le sigue en esta cobertura mediática Alex Kouri, quien coincidentemente proviene de las mismas canteras socialcristianas del Partido Popular Cristiano. Lourdes sabe que tiene la primera opción de llegar al sillón municipal que antes fue ocupado por su maestro y guía, Luis Bedoya Reyes, quien meses atrás no sólo era principal consejero del presidente de la Región Callao sino que aparecía públicamente en las ceremonias donde Kouri participaba.


Pero más allá de las simpatías que puede generar un posible triunfo de Lourdes Flores Nano es importante señalar el papel que juegan las encuestas como instrumentos de análisis. Aunque los resultados del 3 de octubre pueden ser diferentes la fotografía del momento con relación a la Alcaldía de Lima es coincidente entre por lo menos dos de las encuestadoras más serias y creíbles: CPI Y PUCP.

La primera de ellas elaboró un estudio por encargo de RPP Noticias y los resultados dan 35.1% a Flores Nano y 22.1% a Kouri, y muy lejos en tercer lugar Susana Villarán con 3.85.Mientras que la segunda da 37% a Flores y 22% a Kouri, y muy lejos también Hunberto Lay con 6% y Villarán con 4%. Dados estos resultados no es difícil presagiar que la lideresa del PPC primero y, después de Unidad Nacional, ganará las elecciones porque será muy difícil que el exalcalde del Callao y hoy presidente de dicha región logre remontar unas cifras que antes del ingreso de Flores le favorecían. Y las cifras pueden verificarse con “radio bemba” en las distintas zonas de la capital. Es decir, se siente en el ambiente que Lourdes va primera en la intención de voto.

Miradas así las cosas se entiende por qué Lourdes Flores rehúye a los debates y lo pospondrá cuanto sea necesario para desesperación de sus opositores. Esos mismos opositores entran en desesperación porque hasta en el lugar donde deba desarrollarse el debate es motivo de postergación. Tanto así que están a punto de convocar un debate sin la presencia de la preferida de los electores limeños. Y quizás terminen convocándolo pero el mismo servirá para consolidar el apoyo a la pepecista antes que menoscabar el apoyo popular que recibe.

Quizás con algunas diferencias y deficiencias sucede lo mismo en Iquitos donde el favoritismo hacia una determinada candidatura provoca los más exaltados improperios contra quien consideran favorito. Porque en Lima y en Iquitos, ¿quién se ocupa de criticar a quien no tiene posibilidades de ganar una elección? Nadie, ¿verdad?

(Visited 31 times, 1 visits today)