Editorial – Agosto 10

196
2
Compartir

La oportunidad perdida

En un bochornoso acto frustrado, en una reunión trunca y sin esperanzas, acabó la reunión entre un grupo de indígenas y algunos candidatos.  En vez del argumento alturado, de la razón como divisa, primó el coro estridente, la consigna del grito a favor del partidario de turno, en contra del adversario. Es decir, un zafarrancho de dimes y diretes, un completo desborde de las bajas pasiones políticas, de ese espíritu de ningunear al otro. Por poco estalla la turba con su ciega violencia física, su agresión con objetos contundentes. Entonces, aunque parezca mentira, en  el auditorio del colegio San Agustín no se escuchó ninguna propuesta a favor de los indígenas. Porque uno de ellos se dedicó a criticar y no a proponer. Y, que se sepa, era un debate de propuestas y no una relación de críticas.

El hecho puede revelar varias cosas. La falta de orden de los organizadores, la ausencia de una programación convincente, pero también muestra la inmadurez de los políticos vernáculos que se sienten próceres irremplazables, únicos salvadores de la pequeña patria, grandes líderes de movimientos de redención. La pertinaz mitomanía de siempre, donde el supuesto líder no admite la competencia y donde sus partidarios tienden a cegarse. Esos políticos, suponemos, pensaron que se trataba de un mitin entre cuatro paredes, de una cita de gritos y vociferaciones en el aludido auditorio.

El hecho es más lamentable si se tiene en cuenta que se trataba de los eternos olvidados de la selva muestra, de los moradores de ese patio trasero que de vez en cuando estalla en erupciones violentas. Ellos y ellas necesitaban conocer los programas y los contenidos de las distintas propuestas enarboladas  por los candidatos. Pero el evento se convirtió en expresión de enconos y rivalidades.  Todo  quedó en nada. ¿Y qué será ahora de la sentida e importante agenda histórica y presente de los nativos selváticos?

(Visited 18 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. Efectivamente señor editor, le doy la razón. Da verguenza este tipo de actos de los “politicos” loretanos. Estos señores no se dan cuenta de que este tipo de actitudes son vistas a nivel no solo local, sino nacional e internacional. UNA VERGUENZA.
    Pero, ¿que podemos esperar de los politicos domesticos cuando en Lima tienen a verdaderos ejemplos a seguir? Me refiero al Congreso de la República donde el partido con mayoría simplemente no tiene propuestas solo bulla. ¿se acuerdan de la bulla en el mensaje presidencial? Los apristas creo que llevaron hasta vuvuzelas. Asi de fregados estamos.

  2. Definitivamente, no tenemos candidatos conscientes y conocedores de la realidad amazònica. Està demostrado que son una sarta de inmaduros que anteponen, como siempre, su s apetitos personales a los intereses regionales.
    De ahì que el Canon, fue a parar a los bolsillos de gente allegada a cada presidente de turno, que pena, que hayamos perdido 30 años de oportunidades de desarrollo; desde Pinedo Najar hasta Ivan Vàsquez, que està dejando al GRL mas “cagado” que palo de gallinero y con una deuda record, digna de registrarle en Ripley.

Comments are closed.