Domesticando al lobo

302
0
Compartir

–  ¿Ollanta Humala intenta abandonar sus posturas?

Los empresarios vienen saliendo indistinta pero organizadamente a pedir compromisos al candidato que ganó esta primera parte de la elección presidencial, Ollanta Humala. Ellos, sus voceros en los medios y parlamentarios afines electos vienen reclamando documentos claros y precisos sobre la actuación del nacionalista de llegar a ocupar el más alto cargo el del país, incluso, más que la realidad política que incluya también declaraciones sobre Derechos Humanos, el coro unísono es el tema económico, hay quienes incluso han pedido que se deshaga de su plan de gobierno y elabore otro donde se incluyan los aportes de los posibles aliados que tendrá que tener necesariamente si quiere llegar sin sobresaltos a la elección en junio.

Aunque él se ha mostrado dispuesto a ceder ciertas posiciones o al menos esa es la impresión en estos primeros meses, muchos de los parlamentarios nuevos de su partido de la facción izquierdista han aclarado punto por punto cómo se tiene que cumplir lo prometido a la población y la condición por la que Ollanta Humala llegó a este expectante lugar. Contradecir esta propuesta podría ser contraproducente a sus aspiraciones pues muchos de sus electores podrían pensar que rápido, y ante la presión empresarial o mediática, abandona sus ideas o en todo caso que cierta corriente de opinión empresarial ya está domesticando al lobo.

¿Tendrá que tener necesariamente la bendición de estos sectores para llegar a la presidencia del Perú? ¿Le bastará su postura de no enfrentamiento para ganar la elección? Está claro que el diálogo y la concertación tendrá que primar durante estos dos meses. Incluso da la impresión positiva que Humala se adelantó a su competidora Keiko Fujimori en este afán, lo que hace presagiar que tendrá la bandera electoral en esta estrategia, pero esta situación podría ser utilizada por medios y opositores precisamente para dar la impresión que ya es como el resto o hace comparsa y por ende la posible desilusión de este 30% que lo apoyó. Algo parecido de lo que le pasó finalmente al Apra y específicamente a Alan García.

A esta intención abona que algunos grupos que sondean los códigos y porcentajes de inversión en el país han informado que el “riesgo país” sigue estando en las cifras estándar en las que se ha movido durante los últimos años tras su victoria inicial.  Tal vez una posición clara y que enfunda mayor importancia real en el electorado es el compromiso de no cambiar la constitución – excepto el capítulo económico- como así parecen vender la idea algunos congresistas. Una propuesta que, explicada bien, podría ser digerida como una posición de efectiva “transformación” como se pinta Ollanta Humala.

Tarde o temprano necesitará ciertos gestos o apoyos que sirvan en algo en ciertos sectores si quiere ganarlos en algo, por ejemplo, cosechará mucho con el hecho que Mario Vargas Llosa le diera el saludo “papal” con esta intención probable de votar por él.  Seguro que le faltan opiniones de la iglesia, de algún sector de las Fuerzas Armadas, de deportistas y porque no de algunos de estos impresentables del espectáculo que tengan cierta credibilidad y entonces el camino se le estaría limpiando. Es increíble como las campañas de estos sectores izquierdistas sin que se den cuentan ellos mismos y sin que sea meditado por sus seguidores, quieran o no, comparten métodos, tácticas y estrategias y es que en el Perú es imposible ganar la presidencia pintándote como radical.

Lea www.federicoabril.blogspot.com

(Visited 24 times, 1 visits today)