Se sienten olvidados

Se sienten olvidados

5
3
SHARE

- Refugiados en carpas

Se sienten olvidados

Viven en condiciones precarias

La creciente aun continúa y falta un mes para que recién merme el agua y de tranquilidad a los miles de afectados.

Los moradores  de los diferentes asentamientos humanos que han sido reubicados en las carpas que les donó Defensa Civil se sienten olvidados, a su suerte, ya que no cuentan con agua potable ni alimentos.

Hace algunas semanas muchas familias afectadas con las inundaciones fueron albergadas en locales comunales, plazas, y zonas seguras, pero al dejarlos ahí, se olvidaron de muchos factores ya que están sin agua, camas sin colchones y la falta de alimentos son las necesidades por las que están pasando varias personas.

No reciben ayuda

La pobladora Esperanza Vela indicó que 20 familias de la zona de la calle Putumayo se encuentran albergadas en el local comunal Fernando Lores y desde que les dejaron ahí no volvieron a regresar por ayuda para ellos. Además la falta de agua ha ocasionado molestia en los refugiados ya que no tienen para lavar, cocinar, ni bañarse. “Prácticamente nos han venido a botar aquí como si fuéramos unos animales, se olvidaron de nosotros no nos traen ayuda, hace dos días que no llega el agua y estamos a la espera, nos gustaría que el alcalde se acuerde de nosotros”, manifestó.

Cerca del local comunal se encuentran un grupo de pobladores que no cuentan con  ayuda. Muchas camas están sin colchones y el piso es solo greda que cuando llueve se vuelve una masa. A esto se suma que varios niños y adultos mayores por la humedad padezcan con enfermedades respiratorias.

De igual forma en la zona de la calle Túpac, en la Prolongación Cahuide, varias familias salieron de sus viviendas por las inundaciones ya que el río llegó alcanzar hasta la mitad de sus casas. Los pobladores exigen apoyo y pide a los brigadistas que no les mientan ya que siempre se van a ofrecerles alimentos y nunca aparecen.

Elda Pizango sostuvo que varias veces les ofrecen alimentos, ropas, pero nunca llegan las promesas ya que solo quedan en palabras y se cansan de esperar todo los días.

Los damnificados están  a la espera de la ayuda sobre todo de las 30 toneladas que envió Indeci. Además se espera que lo que se recaude en la teletón que impulsa el Gobierno Regional logre calmar la desesperación de los miles de afectados por las inundaciones.  (kattyriveros.18@gmail.com)

SHARE
Noticias previasQuistococha y Alpahuayo
Noticias siguientes15 millones para estudios