Contrapunteo – Setiembre 7

308
2
Compartir

AAR en Iquitos

Augusto Álvarez junto a Percy Vílchez y Jorge Carrillo

ESCRIBE: Jaime Vásquez Valcárcel

Un periplo interesante para uno de los analistas políticos más brillantes del Perú contemporáneo. Me atrevería a decir que mejor que las entregas diarias de ese gurú del columnismo peruano, Manuel D’Ornellas, que era tan visionario y agudo en sus palabras que avizoró que Lourdes Flores iba a convertirse en una lideresa importante de su partido

Augusto Álvarez estuvo exactamente 24 horas y 35 minutos en Iquitos. Desde aquí ha escrito dos artículos que fueron publicados en el diario “La República”, donde escribe desde que lo botaron (según propia confesión) de Peu21. En verdad todos los artículos de AAR son excelentes. Pero el que se publicó el domingo –y eso que hasta el mediodía del sábado estaba preocupado porque no elegía el tema- es uno de los más brillantes en cuanto al diagnóstico de la sociedad peruana y a los prejuicios de una derecha miope y una izquierda al borde de la ceguera.

“Muy bueno tu artículo Augusto. Se ve que te están tratando bien por Iquitos.”, fue uno de los comentarios del día. Y vaya que le trataron bien porque ni bien bajó del avión escribió su columna. Horas después pronunció un discurso magistral sobre periodismo, política y poder en el auditorio de la UCP ante la atenta mirada de profesores y alumnos. Luego se dio tiempo para tomar unas cervecitas, comer algo de carne y conversar más sobre periodismo con algunos colegas. Al día siguiente dictó un taller magistral para periodistas. No hubo muchos, en verdad. Pero eso es harina de otro pan, digamos. Al mediodía del sábado se dio tiempo para probar el sabroso paiche y de ahí a escribir su columna para el día siguiente. Se marchó del hotel a las cuatro y antes de las seis de la tarde ya estaba de vuelta en Lima.

Un periplo interesante para uno de los analistas políticos más brillantes del Perú contemporáneo. Me atrevería a decir que mejor que las entregas diarias de ese gurú del columnismo peruano, Manuel D’Ornellas, que era tan visionario y agudo en sus palabras que avizoró que Lourdes Flores iba a convertirse en una lideresa importante de su partido ni bien la observó en un mitin por el aniversario del PPC. Tal como sucedió años después.

En su columna del domingo AAR aborda el tema político que tanto apasiona pero no duda en advertir el papel controversial de la prensa. Por la rápida lectura del libro que vino gentilmente a presentar se deduce que no es de aquellos que piensa que “no se debe hacer periodismo de periodistas” porque en más de 200 páginas nos demuestra que se puede ser contundente sin ofender. Contundente con el poder y, también, con el periodismo que dice llamarse “cuarto poder”. Contundente a más no poder con los poderosos de la Iglesia, Fuerzas Armadas y Legislativo, Ejecutivo y Judicial. La lectura de ese libro es imprescindible para todo periodista o quien intente serlo. Porque nos deja una lección sabrosa: con la verdad no se alaba ni se ofende, sólo se es fiel periodista.

Y el prólogo del mismo nos lleva a una conclusión casi sacrilégica: entre periodistas también nos podemos alabar sin llegar a la zalamería. Pues lo que hace Rosa María Palacios en esa parte del libro no es sólo una radiografía del autor sino una especie de canto coral de cómo los periodistas no debemos asustarnos ante nada si es que llevamos la convicción que lo publicado es producto del más estricto análisis y que la discusión de ideas distintas no tiene porque llevarnos a la barbarización de las palabras. Un fin de semana que cumplió el fin de conversar con uno de los más respetados y polémicos colegas de este tiempo.

(Visited 28 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. no dudo del talento que irradia AAR pero asi como vino el bien tambien pueden traer a ALDO MARIATEGUI director del diaro correo.

  2. Desde ya compararlo con D´ornellas debe ser un gran halago para AAR.Esta clase de personalidades deberian visitar seguido Iquitos para que nos dejen parte de su talento.

Comments are closed.