Contrapunteo – Octubre 25

285
1
Compartir

La coyuntura del derrotado

ESCRIBE: Jaime Vásquez Valcárcel

Lejos de pensar en el futuro algunos no admiten la derrota para alegría del que te jedi.

El actual y próximo presidente de la región Loreto, es decir Iván Vásquez Valera, en el fondo debe sentir satisfacción porque sus opositores políticos antes, durante y después de las elecciones no se cansan de cometer mayores errores que él mismo. Igual sentimiento le debe embargar cuando observa tanto ignorante metido dizqué de periodista y tanto periodista mediocre que carece de argumentos –por su propia condición- para emprender una oposición mediática razonable y efectiva.

Mientras los llamados “rostros nuevos” –aunque en realidad son tan vetustos como los demás- no se cansaban de reafirmar que ganarían en primera vuelta “por ocho cuerpos de ventaja” bajo el supuesto que los pobladores mostraban su adhesión a sus propuestas el resultado en las urnas les ha dado contra una realidad irrefutable: no tienen respaldo de la población.

Sólo bastaría revisar las declaraciones de los candidatos para comprobar que uno hablaba de su “inminente triunfo”, otro afirmaba que “no nos para nada”, alguno decía que “a donde voy la gente sale a recibirme con cariño”. Mientras que el candidato de Fuerza Loretana declaraba que tenía “información que estaba en primer lugar” pero que la experiencia le enseñaba que tenía que trabajar hasta el último día, evidenciando una serenidad mediática que sus propios seguidores ponía los pelos de punta porque era inversamente proporcional al entusiasmo que mostraban sus opositores.

Y si uno escuchaba, leía o veía algunos programas neo periodísticos podía llegar a la conclusión que el candidato de Fuerza Loretana no sólo perdería sino que ni asomaría a la primera vuelta y, por ende, estaba condenado al fracaso. Los insultos que le propinaban algunos personajes metidos a periodistas –algunos triplemente ignorantes llegaban a decir “yo no soy periodista, sólo soy comunicador social (¿?)- y las intervenciones telefónicas que ellos irresponsablemente permitían hacían presagiar una debacle electoral de la autoridad regional. Pero la realidad fue otra.

Si antes del 3 de octubre algunos estaban más seguros de la derrota de Vásquez Valera que del triunfo de las candidaturas que promovían, después de esa fecha se mostraron incrédulos ante las evidencias. Sólo es cuestión de revisar los videos de las cuatro de la tarde de aquel domingo para corroborar lo afirmado: estaban con el semblante diazepánico. Lo que hicieron después del domingo hasta la fecha es simplemente más que un acto de contrición uno de desesperación.

Y todo hace indicar que lejos de admitir sus errores, enmendarlos y emprender un proyecto político serio y de largo plazo seguirán con el inmediatismo y prolongación de lo que se ha dado en llamar “la hora loca”. Siguen hablando de segunda vuelta cuando las cifras son contundentes. Continúan llamando a sus militantes a defender el voto. Persisten en aquello de “hemos ganado en la cancha pero hemos perdido en la mesa”. Se entiende porque a todo político le es difícil admitir una derrota. Pero lo grandes políticos hacen de una derrota una posibilidad de victoria. Grandeza que, con las excepciones que confirman la regla, carecen los derrotados en esta coyuntura.

(Visited 36 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. Jaime, cada vez que leo tu columna me doy cuenta de lo importante que es tu pluma para la región, con tus cometarios bien atinados contribuyes al engrandecimiento de la Región y del País.
    En este artículo diste en el clavo. hay tanta mediocridad en el periodismo loretano que falta una reingeniería en esta noble carrera, que no es lo mismo pensar que no se puediera llegar a tener muy buenos comunicadores sociales en la Región Loreto.
    Hay muy buenos elementos, (humanos) solo que cuando ejercen la profesión ú el oficio más noble, como quieran llamarlo, lo hacen pensando en que cuanto le cobraré al mencionado como una especie de chantaje, hablo bien si me pagas bien, te chanco si no me pagas.
    Considero que, en forma personal, que tu linea periodística al lado de potrillo y los demas comunicadores hacen un gran trabajo, me siento orgulloso de haber caminado contigo hace muchos años cuando trabajé en Pro y Contra en la ciudad de Iquitos y que me sirvió de mucho para ahora estar en una ciudad competitiva como es Lima. Gracias amigos, felicitaciones

Comments are closed.