Cómo deben ser los primeros días de tu cachorro en casa

233
0
Compartir

Los primeros días que tu cachorro pase lejos de su madre y de sus hermanos le supondrán una gran conmoción. Por eso, cuando te lo lleves a casa tendrás que prestarles toda tu atención. Si puedes dedicarle tiempo para enseñarle su nuevo hogar, alimentarle y jugar con él, eso le ayudará a sentirse contento.

Deja que tu cachorro huela y explore

Empieza por dejar que tu cachorro lo huela todo y luego enséñale su cama. Pon en la cama de tu cachorro una manta tuya para que se vaya acostumbrando a tu olor. Deja luego que explore su nuevo entorno al ritmo que quiera.

No molestes a tu cachorro mientras duerme 

Si tienes niños pequeños, es fácil que quieran jugar todo el tiempo con el cachorro y lo cansen en exceso. Debes imponerles la norma de no despertar nunca al cachorro. Al contrario que los bebés, los cachorros saben cuándo necesitan dormir, por lo que una vez que tu cachorro se quede dormido, no lo molestes.

Procura que los otros animales de compañía estén contentos

Si tienes otros animales de compañía, hazles caso también para que no sientan demasiados celos. Empieza por mantenerlos aparte y alimentarlos por separado. Pero una vez que se conozcan, deben terminar siendo los mejores amigos. ¡Incluso puede que tu gato aprenda a sobrellevarlo!

Empieza a enseñarle a hacer sus necesidades fuera de la casa

No te enfades con tu cachorro si orina en la alfombra; podrías hacer que se sintiera inseguro. Prueba a dejar muchas hojas de periódico o pads especiales para cachorros en un área de la casa hasta que haya completado su ciclo de vacunas y puedas sacarlo a la calle, ponlo hacer sus necesidades  cada media hora y después de cada comida. Prémialo con muchos halagos cada vez que haga donde corresponde.

Dale tiempo para que se acostumbre

Intenta y consigue que se acostumbre a estar solo. Durante las primeras noches, es probable que el cachorro esté inquieto y llore al quedarse solo. Una botella de agua caliente y un reloj que haga tic-tac envuelto en una manta pueden tranquilizarlo mucho. Pero no te preocupes demasiado – en breve se sentirá como en casa.

 

(Visited 26 times, 1 visits today)