Cerbatanas – Agosto 5

475
1
Compartir

El derecho gay

Si el proyecto de ley presentada por el congresista José Vargas no procede – como parece suceder – luego de las intervenciones de los congresistas líderes de las bancadas que demuestra que somos aún un país precario para lo que inevitablemente sucederá en el tiempo. Es más, la iglesia si por una sola vez se adelantaría a la historia, debería respaldar esta iniciativa teniendo en cuenta los cientos de casos de homosexualidad dentro de sus párrocos encontrados en los últimos tiempos como señal que la procesión en esta organización va por dentro y no por los reclamos conservadores de su cardenal. Revisando un poco la historia de las uniones homosexuales uno puede encontrar verdades que corren por siglos siempre oscurecidos a raíz de la eterna discusión de si esta orientación sexual es natural – biológica o se trata de una perversión o “castigo de Dios”.

Así por ejemplo en las ruinas de una iglesia de padres dominicos en Estambul, fueron encontrados los sepulcros de dos caballeros de la Cámara Real de Richard II — sir William Neville y sir John Clanvowe, quienes murieron en octubre de 1391. Era posible apreciar a cada uno de sus escudos con insignias de armas idénticas es decir, como una pareja casada. Así, el compañerismo y la unión formal asociados a la unión están presentes.

Por otro lado el primer matrimonio homosexual en España fue el de Marcela y Elisa, las cuales se casaron en el año de 1901 en La Coruña. Elisa se convirtió en Mario y el Padre Cortiella santificó la unión de la pareja. Fueron descubiertas y acabaron huyendo de España. Años más tarde se reencontraron cuando ejercían su profesión como maestras. En 1901 Elisa masculinizó su aspecto, inventó un pasado y se convirtió en Mario. El sistema judicial trató de buscarlas para castigarlas por su matrimonio, así que ellas huyeron por causa de la homofobia del pueblo y las burlas y terminaron en Argentina. Ahí fue posible que Marcela se volviera a casar después de que Mario falleciera como un “hombre de verdad”. En la actual España no sucedería esto porque el matrimonio gay ya es oficial.[]

En la China antigua, especialmente en la provincia meridional de Fujian, el sexo entre hombres era permitido de forma común, los hombres se unían a jóvenes en ceremonias grandiosas. Las uniones durarían un número limitado de años, al cabo de los cuales el más viejo ayudaría al más joven a elegir a una esposa y crear una familia.

Entre las sociedades americanas nativas, han tomado la forma de relaciones con personas de dos-espíritus. En ellas un hombre de la tribu, que de joven demostraba características del género femenino, asumía las obligaciones de este género con todas sus responsabilidades. Este hombre era considerado parte de una tercera sexualidad, ni hombre, ni mujer, y tratado como esposa por el hombre en la tribu que elegía unirse a él en una ceremonia similar a las uniones heterosexuales celebradas en estas tribus.

Sobre el eterno debate de la conceptualización psicológica de los gays existen informes como La American Psychological Association, quienes han dicho en el Tribunal Supremo de California: “La homosexualidad no es ni un trastorno ni una enfermedad, sino una variante normal de la orientación sexual humana. La inmensa mayoría de gays y lesbianas viven vidas felices, sanas, bien adaptadas y productivas. Muchos gays y lesbianas mantienen relaciones permanentes con personas del mismo sexo. En términos psicológicos esenciales, estas relaciones son el equivalente de las relaciones heterosexuales. La institución del matrimonio permite a los individuos un rango de beneficios que tienen un impacto favorable en su bienestar físico y mental, sin embargo los oponentes al matrimonio homosexual, aseguran que varios miembros de la American Psychological Association, tienen conflictos de interés en lo relativo a lo LGBT, ya que serían homosexuales o activistas LGBT. Es decir, “están en todos lados”.[][]

En el proyecto de ley presentado por el congresista Vargas, sin embargo, más allá del vació legal para que esta pareja pueda adoptar hijos debido, como menciona el documento, a “una situación jurídica de ausencia de regulación que los deja en condición muy precaria”, un requisito los sigue dejando vulnerables y en cierta medida acorta sus derechos civiles pues es una condición que “se podrán unir civilmente dos personas del mismo sexo siempre y cuando hayan convivido en una relación de afectividad estable por un período mínimo de un año” lo que no sucedería en las relaciones heterosexuales que podrían casarse al día siguiente de conocerse. Una ojeriza aún a este tipo de personas pues se les considera que no son capaces de amar sin previa condición de temporalidad. Con todas las consideraciones este documento al menos abre el debate de lo que en realidad ya no debería haber objeciones, los derechos que les asiste a esta población. Lástima que nuestros políticos aún sean primitivos o declaren siempre electoralmente.

(Visited 33 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. Hay cosas mas importab=ntes que el congresista Vargas debe de ocuparse, un asunto mas que urgente es una ley de proteccion al menor, una ley que permita castigar con todo rigor el abuso infantil en todas sus formas, otra ley que defienda a miles de mujeres sobre el castigo fisico que sufren, por parte del marido, del caficho que los prostituye obligandoles a ejercer la prostitucion, una ley que obligue y protega del abandono infantil a padres que no pasen una pension de alimentos, este Sr. congresista esta pensando mas en el voto popular, que en la necesidad de una comunidad.

Comments are closed.