CACAO DEL PERÚ NORTE Y CÓMO LORETO PUEDE ATRAER MÁS INVERSIÓN

1076
0
Compartir

ONGs no deben oponerse al desarrollo de la población loretana

540 portada (Small)

–         La carretera a Iquitos debe ser una realidad.

–         Desarrollo social con inversión privada.

Las constantes muestras de oposición por parte de las ONGs ambientalistas a la inversión privada que desarrolla la empresa Cacao del Perú Norte en la zona de Tamshiyacu, se vienen convirtiendo en un atentado contra la economía de las familias de los cientos de trabajadores que laboran en las plantaciones de cacao en esos terrenos.

Árboles jóvenes de bolaina y capirona acompañan a  los arbustos de cacao. Los suelos muestran una cobertura de la especie  conmelina para evitar erosión y exposición a la luz solar.
Árboles jóvenes de bolaina y capirona acompañan a los arbustos de cacao. Los suelos muestran una cobertura de la especie conmelina para evitar erosión y exposición a la luz solar.

En momentos en que Loreto atraviesa una de las peores crisis históricas de su economía, los ambientalistas actuando de forma extrema sostienen una campaña de desinformación con la que buscan descalificar las inversiones agroforestales que desarrolla la empresa del cacao con acusaciones inexactas como por decir que son autores de la deforestación de miles de hectáreas de bosques, contaminación de aguas y otros daños ambientales que se contraponen con las demostraciones reales y auténticas.

Ambientalistas de la ONGs se oponen al desarrollo

Los sembríos de cacao en Tamshiyacu muestran la  asociación de cultivos de esta especie con árboles forestales.
Los sembríos de cacao en Tamshiyacu muestran la asociación de cultivos de esta especie con árboles forestales.

Los operadores de las ONGs tratan de justificar su presencia con argumentos repetidos y reclaman afectaciones al ecosistema en la zona de Tamshiyacu. Sin embargo eso no es cierto. La presencia de inversionistas como los de Cacao del Perú Norte, busca potenciar la actividad productiva agrícola en Loreto, siendo esto parte de un modelo de desarrollo económico y social que los peruanos están demandando.

La producción en Tamshiyacu está generando empleo para más de 540 Toma que muestra la plantación de cacao y las cunetas  para drenar los suelos. Confirma que en Tamshiyacu no hay  deforestación. (Small)600 trabajadores a tiempo completo, situación que dinamiza a la economía de la zona del distrito de Fernando Lores inyectando en la población recursos para el desarrollo que el Estado no puede cubrir desde hace muchos años; este modelo bien aplicado en otras localidades de Loreto mejoraría las condiciones de vida de miles de familias sacándolas de la pobreza y extrema pobreza, en lugares donde existe una alta incidencia de anemia infantil.

Si tomamos como ejemplo de inversión social a Cacao del Perú Norte, encontraremos que ha emprendido, al lado de agricultores de la zona un programa de inclusión social, una acción cooperativa con el propósito de impulsar la producción mediante el Programa Alianza Productiva Estratégica Cacao (PAPEC), en el cual los agricultores son asistidos con técnicas en el manejo del cacao, créditos con insumos y otros beneficios que tienen el propósito de fortalecer sus capacidades de generar ingresos económicos y mejorar el nivel de vida familiar.

Ambientalistas extremos comienzan ataques al proyecto de la carretera

En ese mismo contexto se tiene que resaltar un hecho que forma parte de la coyuntura. El discurso del presidente Pedro Pablo Kuczynski el pasado 28 de julio, abre reales posibilidades de un mejor futuro para Loreto, en particular, basado en la construcción de una carretera que podría integrar a Iquitos con el resto del Perú. Sin lugar a dudas, tal como lo plantea PPK será una herramienta vital para el desarrollo de esta parte del país.

Pero ahí mismo surgieron los ambientalistas, los promotores de las ONGs que iniciaron su acción de retraso y obstrucción a un proceso que se visiona para un futuro promisorio que se sustenta en un crecimiento comercial, industrial y agro-productivo. Las comunidades tan alejadas sin posibilidades de la integración vial y de un crecimiento real podrían verse favorecidas con una vía de estas características así como también por el surgimiento económico que le dará la oportunidad de una activación agrícola, comercial y turística.

Y en esto hay elementos muy importantes que se conjugan que son el Estado, que promueve mediante mecanismos de facilitación la presencia de la inversión de los capitales privados nacionales o extranjeros para que generen programas y proyectos de repercusión social.

Así que es posible destacar opiniones como la del Congresista de la República Juan Carlos del Águila, quien se manifestó en su cuenta de Facebook, refiriéndose a los enemigos de la carretera que “…con esos criterios mezquinos para la única urbe aislada –(los) centralistas a ultranza-, y también para aquellos ciudadanos en extremo ambientalistas, la construcción de esa Vía no va…”. Indudablemente que la posición del representante parlamentario es clara frente a la actitud obstruccionista de los promotores de ONGs, a quienes se refiere señalándolos como “…que solo obstaculizan los proyectos de inversión para el desarrollo, (… y que por lo tanto)  no deben tener cabida entre nosotros.”

La inversión privada es un eje impostergable en el crecimiento de las actividades económicas que trae consigo puestos de trabajo para más familias y esto solamente puede llegar con la apertura de puertas que se da mediante la promoción del Estado peruano con facilidades y no con obstáculos.

El anuncio de la construcción de la carretera y la mención de Iquitos y Loreto, ha despertado naturales expectativas en el sector empresarial loretano que se ha pronunciado a través de Julia Vásquez Valcárcel, Presidenta de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Loreto, quien ha dicho a Pro y Contra sobre el mensaje presidencial que “…da seguridad para la promoción de la inversión pública y privada, y que garantiza también la atención a los problemas de pobreza que aun aquejan a millones de compatriotas”.

El nuevo gobierno en coherencia con el mensaje presidencial debe ejercer con firmeza una acción de protección a la inversión privada y detener a los organismos no gubernamentales, es decir a las ONGs en su exagerado afán obstruccionista que más que defender los intereses colectivos apunta a sus intereses particulares. (PR)

(Visited 306 times, 1 visits today)