Botella tirada al mar

235
0
Compartir

Los que escriben, o escribimos, las crónicas en los diarios o revistas son como aquellas personas que arrojan una botella al mar. No sabes lo que te puede pasar cuando esta, la crónica, inicia su singladura en el proceloso mar de los lectores o lectoras. Son lectores o lectoras infinitos, o no y con diferentes sensibilidades. Eso depende del ánimo de quien lo lee, de eso cada vez estoy más convencido. Recuerdo que una persona que leyó una de mis novelas que se publicaron me dijo que no le gustó nada (él pata atravesaba un serio proceso de divorcio y todo le parecía torcido, su viaje a Madrid no era de mieles precisamente). Otros y otras me mandaron las apostillas que pergeñaron y estaban contentas con la lectura. Pero a otras, seguramente, les dejó indiferentes. Nunca llueve al gusto de todos y todas, y cada uno cuenta de acuerdo con el momento que está pasando. Lo entiendo a mí como lector me pasa eso. Una novela muy publicitada, a veces, no me deja un buen sabor de boca. Suele ocurrir con suma frecuencia estos diferentes pareceres y me parece normal. Discrepar es valioso, pero desgraciadamente estos valores no están en alza. En estos tiempos de Internet y luego de leer una gacetilla, suelo mirar la reacción de los lectores o lectoras, por desgracia, se repite, casi todas las apostillas sobre el artículo son insultos sobre quien escribe ¿Por qué? Es necesario vociferar y ultrajar a quien escribe. Parece ser que sin esos denuestos sus emociones no están calmadas, más sí estas, las difamaciones, son anónimas. A mí me revela la calidad de los lectores o lectores más si el nivel de lectores es bajo o de mala calidad, el contexto es el que manda. Discrepar sí, insultar es de tontainas. Por ejemplo, cuando leo una novela y detecto errores gramaticales en editoriales muy avenidas no por ello pienso quien escribió la obra sea malo. Eso es de ignorantes. Porque hay duendes que visitan las redacciones y hacen que se tuerzan las palabras, la experiencia lo dice. Así se navega en este tempestuoso océano de palabras.

http://notasdenavegacion.wordpress.com/

(Visited 19 times, 1 visits today)