Bandera en alto – Julio 21

369
1
Compartir

El agro en la perspectiva regional

Por Moisés Panduro Coral

Pero junto a esta reivindicación, necesitamos diseñar y promover modelos de agricultura sostenible que estén en armonía con el cuidado del medio ambiente y de la biodiversidad. Necesitamos contar con propuestas de sistemas productivos y de tecnologías apropiadas que superen el dilema aquél de tecnología nativa versus tecnología convencional. Necesitamos diversificar la producción; promover la agroforestería; el óptimo aprovechamiento de los barrizales; el desarrollo de unidades integrales de producción que combinen siembra, crianza, recolección y reforestación.

Organizado por la Federación Agraria Unitaria de Loreto, la semana pasada se realizó un debate sobre los aspectos relacionados a esta actividad económica que deben considerarse en los planes de desarrollo regional. En la perspectiva de la gobernabilidad para el desarrollo del país, la presencia de los agentes económicos, entre ellos los productores, tiene un carácter fundamental, porque son los que conocen y viven de cerca la diversidad de obstáculos que este importante sector, que constituye el 49% de la población económicamente activa de Loreto, tiene que enfrentar para desarrollar sus actividades y abastecer las necesidades alimentarias de la población regional.

Hace más de tres décadas, el pueblo loretano inició su larga lucha para lograr el canon petrolero. Los gestores de esas luchas, tuvieron claro, entonces, que Loreto requería de recursos para promover su desarrollo; tuvieron claro que era necesario no repetir los errores del pasado, como los que cometieron cuando el caucho trajo la bonanza,  que creó grandes fortunas, pero que no se expresó en mejores niveles de vida para la población. Por esta razón, cuando en 1971, se descubrió que debajo de los suelos frágiles de nuestra floresta amazónica, se encontraba una importante reserva petrolífera, los luchadores por el canon petrolero propusieron que una parte de las rentas que generaría la explotación de este recurso debería quedarse aquí para ser utilizado, de la mejor manera, en acciones y proyectos orientados a generar el desarrollo y el bienestar de los loretanos.

De allí que no bastó que se asignara un porcentaje para el canon petrolero, sino que fue necesario determinar los términos para descentralizar el uso de dicho recurso, en función a las necesidades de la región. La descentralización del canon petrolero llegó cuando en 1985 se promulga la Ley 24300 que en su artículo octavo señala que un 40% del canon petrolero está destinado a constituir fuente de financiamiento para las municipalidades provinciales y distritales; otro 40% para el gobierno regional de Loreto; 5% para la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana; un 3% para el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana; y, un 12%, remarco, un 12 por ciento para un fondo destinado a créditos a favor de la actividad agropecuaria con tasas de interés promocionales.

Este último dispositivo, es decir, el que está referido a la promoción agraria con recursos del canon petrolero, se cumplió hasta que existió el Banco Agrario. Sin embargo, desaparecido el Banco Agrario, estos recursos fueron acumulándose durante varios años, sin beneficiar a los productores de la región; dinero que, al final, fue utilizado en la construcción de la carretera Iquitos- Nauta. En otras palabras, el destino del recurso del canon petrolero fue desvirtuado, puesto que se utilizó en acciones que correspondían a otros sectores públicos y no al incremento de la producción y la productividad; desvirtuamiento que se inició cuando los recursos del canon petrolero fueron utilizados para reemplazar a los recursos del tesoro público.

Estos desvirtuamientos son los que, en nuestro concepto, han constituido los principales factores de ineficiencia en la utilización del canon petrolero, además de la falta de precisión en la identificación de las necesidades de inversión y en la priorización de los problemas a atender. Esta ineficiencia trajo como consecuencia la ineficacia, es decir el poco impacto, que hasta ahora ha tenido la aplicación del canon petrolero en el desarrollo regional. Una reflexión sobre esta situación, nos ha llevado a determinar algunos aspectos que en nuestro criterio deben tenerse en cuenta para que no continúe esta situación de ineficiencia e ineficacia en la utilización del canon petrolero.

Hay un lema muy difundido entre los agrarios loretanos: el agro no puede esperar más. Efectivamente, después de más de una década en la que los productores no tuvieron una participación definitoria en la aplicación del canon petrolero a actividades de promoción agropecuaria, es hora de que se les reivindique. Un acto de reivindicación debe ser el que se vuelva a cumplir, en toda su amplitud, los alcances de la legislación de 1985 que otorgaba el 12% del canon petrolero para el incremento del volumen y la calidad de la producción, es decir, para el incremento de la producción y la productividad agrícola, pecuaria y pesquera.

Pero junto a esta reivindicación, necesitamos diseñar y promover modelos de agricultura sostenible que estén en armonía con el cuidado del medio ambiente y de la biodiversidad. Necesitamos contar con propuestas de sistemas productivos y de tecnologías apropiadas que superen el dilema aquél de tecnología nativa versus tecnología convencional. Necesitamos diversificar la producción; promover la agroforestería; el óptimo aprovechamiento de los barrizales; el desarrollo de unidades integrales de producción que combinen siembra, crianza, recolección y reforestación. Pero para que todas estas propuestas no fracasen, requerimos que el circuito productivo se complete con asistencia técnica, financiamiento crediticio, transporte y comercialización adecuada, mercados seguros, transformación y agroindustria, y por qué no, educación y salud rural.

Por eso, quiero saludar el esfuerzo de los productores por asociarse, por agruparse para tratar con seriedad y con la madurez de ciudadanos responsables los temas agrarios, pesqueros, acuícuolas y agroforestales, que están directamente relacionados con el abastecimiento de los mercados, la suficiencia alimentaria y la dinamización de la economía desde la base productiva rural. Si el 12% del canon petrolero sirve para financiar todas estas propuestas, entonces diremos que está bien empleado, que está correctamente utilizado en el desarrollo regional.

(Visited 25 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. Buenas noches!
    realmente, si casi la mitad de la pea se dedica a la agricultura en nuestra región y nunca fueron tomados en consideración, a pesar de existir leyes en su favor, es un crimen de lesa patria lo que sucedio con este segmento productivo importante de la zona.Hoy en dia existen muchas maneras de potencializar la economia baseada en la agricultura.Y nuestra amazonia ofrece multiples alternativas.Lo que se necesita, pienso yo, es tan simple de hacer que sinceramente no entiendo que sucede.En los dias actuales todo está al alcance de realizar grandes proyectos: existen ideas, existen los medios, existen los recursos humanos y materiales.Entonces, lo único que se necesita es Decisión, voluntad por hacer acontecer las cosas, deseo de vivir con mejor calidad de vida, patriotismo, humanismo, solidaridad, honestidad, poca inteligencia y mucha osadia.Ah! compatriotas, porque buscamos siempre el camino mas dificil para intentar hacer algo bueno, para lo malo sí somos eficientes, hasta cuando vamos a continuar siendo mezquinos, donde está ese gran ejemplo constructor que heredamos de nuestros antepasados incaicos que construyeron un gran imperio no teniendo la tecnologia que el mundo ostenta actulamente.Solamente inculcaron en su gente 3 cosas: Ama sua, Ama llulla, Ama kella ! Así de simples.Entonces manos a la obra, menos palabras y mas accion.Mas peruanidad. Ojala que estas fiestas patrias sirvan de motivación para ser un país de verdad grande y fuerte, digno de todos los peruanos.Feliz 28 !

Comments are closed.