Asesinato

1283
8
Compartir

Más allá de reuniones interinstitucionales y de agendas completas sobre seguridad ciudadana uno se pregunta ¿cómo es posible que metan cuatro balazos a una persona a las diez de la noche y se convierta en la conjetura de la medianoche? Aquí no hay que hacernos los locos.  Porque no es un tema que compete únicamente a las autoridades. Por una sencilla razón: Nadie podría evitar un asesinato de ese tipo. Jorge Cavero Flores, abogado, tenía que poseer una seguridad personal por los líos en que andaba. Y me refiero únicamente a los líos judiciales que ya nos vamos enterando.

Si seguridad ciudadana es tarea de todos. No encontraré jamás alguna alternativa para evitar crímenes como el perpetrado la noche del lunes. Y eso solo demuestra el nivel de descomposición al que hemos llegado como sociedad. Aquí existe una verdad: Alguien ha decidido matar al abogado y para ello ha buscado sicarios que circulan por las calles de Iquitos. Ya la Policía tratará de encontrar a quienes asesinaron al profesional. Ése es su trabajo. Y podrán encontrar a los culpables y al autor intelectual pero nadie podrá devolver la vida de Cavero Flores.

Más allá de teorías policíacas y la chismografía que siempre acompaña a casos de este tipo en verdad nos escarapela el cuerpo al comprobar –y el asesinato del lunes lo demuestra- que la vida vale tan poco y que existen en Iquitos delincuentes que tienen el dedo en el gatillo listo para apuntar contra quien les indique el contratante de turno. Como se sabrá existen varias versiones del autor intelectual de este crimen. Todas válidas e investigables. Pero este columnista cree en todas y en ninguna. Pues mientras no se muestren pruebas irrefutables de los autores seguirá en el limbo de la suspicacia.

Un asesinato más que se ejecuta. Un abogado más que nos deja. Y como sociedad somos incapaces de responder coherentemente ante tal circunstancia. Y asumimos que el dolor causado por la pérdida del ser querido unido a la forma cómo fue asesinado hace que se tejan las versiones más fantasiosas sobre los móviles. Pero es bueno detenerse a pensar que la muerte de Jorge Cavero nos pone frente a una realidad que ni la Policía, ni las autoridades y ni siquiera los vecinos podemos evitar.

Se habla de crimen pasional y de circunstancias judiciales en torno a esta muerte. Pero reitero: la vida ya se acabó para Jorge. Solo queda pensar que la seguridad personal corresponde a cada uno y a veces descuidamos ese detalla sabiendo que la muerte para unos equivale a uno soles más o unos soles menos. Es decir, hay gente que es capaz de quitar la vida por unas monedas. Y que existen otras que pagan para ello. El crimen es crimen donde sea.

(Visited 208 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorÓvolos pervertidos
Artículo siguienteLa matraca

8 Comentarios

  1. Pense que ya lo había vivido todo y que nada podía dañarme, pero tu partida me deja sin vida con un vacio que nada ni nadie lo podrá llenar, sólo Dios sabe que lo que digo es verdad y tú desde donde estes no me dejarías mentir.Recordaré solo los momentos lindo que vivi a tu lado; fueron 14 años juntos.Gracias por darme una hija hermosa hecha de puro amor. Hasta luego mi rey, yo tengo que quedarme acá porque cuidaré y protegeré a nuesta hija hasta el fin de mis días.Por siempre juntos:Jorge+kathita+cady.

  2. Estos son los momentos mas dificiles que me toca vivir; creí que ya lo habia vivido todo y que nada podia dañarme,pero tu partida me deja sin vida, tengo un gran vacio que nada ni nadie lo podra llenar
    pues tu eres mi mitad, mi todo; solo Dios sabe que lo que digo es verdad y tú estes donde estes no me dejarás mentir. Tratare de llevar solo los momentos lindos que viví a tu lado.Gracias por darme una linda hija hecha de puro amor; aun conservo tus mensajes en donde me decías que presentias que te quedaban pocos meses de vida y no te creí, pense que solo andabas triste por tus problemas personales. Hasta luego mi rey, yo tengo que seguir acá por nuestra hija pues la voy a cuidar y proteger hasta el fin de mis días. Por siempre juntos cady+jorge+kathita.

Comments are closed.