ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE EL EMBARAZO

1256
0
Compartir

CURÁNDOSE EN SALUD

Javier Vásquez

La duración del embarazo se cuenta desde el primer día que empezó la última regla y no desde el momento que se tuvieron las relaciones sexuales que llevaron a la gestación. De ahí se inician muchas equivocaciones y angustias que se manejarían fácilmente si se entendería todo ello. Repitiendo: el embarazo dura 9 meses contados desde el primer día que se presentó la última regla normal.

El embarazo lo cuenta el médico en semanas, en total son 40, lo que significa a su vez 280 días, 9 meses calendarios (de 30 a 31 días cada uno) o 10 meses lunares (de 28 días). Casi toda la información escrita se maneja en semanas, por ello es importante que el profesional instruya a la paciente en el manejo adecuado de esta clasificación, que no es difícil.

La etapa embrionaria, que consiste en la formación de los órganos del producto de la concepción, dura hasta las 12 o 13 semanas, el equivalente  tres meses, y a partir de allí pasa a la etapa fetal que dura hasta el nacimiento y que consiste básicamente en el crecimiento del feto.

La madre empieza a sentir los movimientos del feto, en promedio,  a partir de las 20 a 22 semanas y conocer esto es importante. Hay señoras que refieren sentir los movimientos desde la semana 8 y esto se atribuye más a la sugestión materna que a la realidad.

Las ecografías son importantes, al inicio de la gestación y en el último mes. Esta nos dará información, en forma aproximada, sobre el peso del feto, la ubicación de la placenta, si presenta calcificaciones o no, la cantidad de líquido amniótico y si el cordón umbilical se encuentra rodeando el cuello del feto.

El momento más adecuado para evaluar la pelvis materna (pelvimetría) y decidir la vía del parto se realiza a partir de la semana 36, en el último mes, y esto por varias razones: los tejidos de la madre se encuentran más relajados lo que permite que el examen incomode menos, pero sobre todo porque el examen consiste en relacionar la pelvis materna con el tamaño del feto que va a nacer. Una madre puede tener una buena pelvis, pero si se calcula que el feto pesa más de 4 kilos, probablemente la cesárea sea una vía de parto a considerar. Al contrario, si una madre tiene una pelvis un poco estrecha y se calcula un feto con menos de 2 y medio hilos de peso, se puede sugerir la vía vaginal. Por ello es importante acudir a los controles pertinentes para que llegue al momento del parto en las mejores condiciones.

El sexo fetal se puede determinar con precisión a partir de la semana 20 con un buen equipo de ecografía y un ecografista con mediana experiencia.

Los suplementos vitamínicos a de mineralesque son necesarios son el hierro y el ácido fólico, los demás nutrientes ingresan al organismo con una dieta balanceada. Ahora, con la facilidad que accedemos a la comunicación, hay demasiado markenting para consumir productos durante el embarazo, que siendo buenos, no son imprescindibles y que nos lleva principalmente a gastar un presupuesto que debería estar destinado para cuando nazca el bebe.

Hay varias cosas más que se pueden explicar, por ello es conveniente que cada gestante consulte a su médico sobre todas sus dudas, él le sugerirá lo mejor, ya que, habiendo normas generales, cada paciente tiene características particulares que el profesional debe saber identificar para tomar las decisiones correctas.

(Visited 124 times, 1 visits today)