Agenda Cultural

346
0
Compartir

Dietario del peregrino

La trashumancia es un ¿castigo o un premio? Depende del viajero o viajera. Para el pintor mallorquín Mikel Barceló, es una condición de vida. En otros casos era una suerte de maldición, un castigo. No había nada peor que el destierro, el éxodo. Para muchos el desarraigo es una de las peores condiciones del ser humano. No tener un lugar para el descanso, para echar raíces. En cambio, para otros, es una bendición. Caminan por donde va el viento ¿buscando la tierra sin mal? ¿Un cruce del camino de Santiago? ¿La ruta de la Plata? ¿Los caminos incas? Andan por el placer. Para escribir. Algunos huyen forzadamente. Pero en estos tiempos donde las aldeas de uno y otro lado del mar están conectados la trashumancia es pan del día. Es una patria común de los que vivimos en el planeta tierra como las aguas en la floresta. Todos bebemos de ella. El viaje que propone Miguel Donayre Pinedo no sólo es a través de las estancias sino de las emociones. Cada estancia reseñada no sólo es una viñeta fotográfica, es entrar en la intimidad de quien lo mira. Es un guiño para tomar el camino.

Esta alianza entre la palabra escrita y la imagen la podemos leer en este enlace:

Dietario de un Bárbaro – (Archivo en formato PDF)

En la foto el autor de, “Dietario de un bárbaro”, junto a la estatua de James Joyce en Trieste
(Visited 29 times, 1 visits today)