¿A dónde vamos? Paren que me bajo

286
0
Compartir

En estos desnortados días la normalización del horror es lo que me llama a la perplejidad. En muchos países europeos desde hace un tiempo atrás las posiciones más reaccionarias son el fulcro de los partidos nacionalistas, xenófobos, islamófobos y pocos tolerantes hacia la diversidad sexual. Resumidamente es lo que enarbola el gobierno de Trump en estos momentos. Es una amalgama más rancia que ha podido parir Europa en estos períodos- recordemos a un eurodiputado polaco haciendo un saludo fascista en el Parlamento europeo. Hace poco hubo elecciones en Holanda y las urnas condenaron al partido xenófobo y de derechas. Los titulares de los diarios señalaban algo así que Europa respiraba aliviada. Me preguntaba ¿aliviada de qué? Porque el ganador de las justas electorales es uno más de la derecha, solo que un poco más refinado pero sigue siendo de derechas ¿debemos respirar tranquilos por eso? Estos partidos que los medios de comunicación tratan de limar los dientes son los partidos que están desmantelando el Estado de Bienestar, la seña de identidad más europea dentro del molde capitalista a favor de las empresas – España ha tenido según los estudios un Estado de Bienestar más macarrónico. El serio problema de la Seguridad Social es lo más emblemático del modelo europeo, en esta dictadura del mercado, señalan que todo debe privatizarse y caminar (o la tendencia) hacia los fondos de pensiones –peruanos y chilenos sabemos que esos fondos no funcionan. Eso se llama cinismo. Luego a estos mismos partidos como el de Le Pen en Francia o de Wilders en Holanda los llaman populistas. El concepto de populismo ha sido vaciado de contenido, al mismo tiempo que le han quitado sus esencias. Me explico, se lo pueden endilgar de populista a Le Pen como a los partidos de izquierdas que cuestionan ciertas medidas de esta dictadura del mercado o del establishment. O al régimen de Venezuela también le llaman populista. Al actual gobierno conservador de España en campaña electoral prometió crear como tres millones de puestos de trabajo pero los medios de comunicación no le tildaron de populista. En esto de meter papas con camotes en el mismo bolso ¿A dónde vamos?

https://notasdenavegacion.wordpress.com/

 

(Visited 25 times, 1 visits today)