¡Hay lejanías que se acercan y ausencias que son una presencia eterna!

1317
16
Compartir

Recordando al maestro

He querido comenzar este pequeño escrito con este pensamiento que nos ayuda a todos  poder entender la partida repentina hacia la casa del Padre de nuestros amigos y seres queridos. Hace exactamente diez años que una noticia llegada de Valladolid (España) nos hizo paralizar nuestro quehacer en el colegio “San Agustín”, “MURIO EL PADRE MAURILIO”, cuando nos preparábamos para celebrar el Día del Maestro (05-07-2000) y se rumoreaba ya, su retorno a esta su querida tierra loretana, las familias, las flores, las aves, la selva entera se pusieron de luto, pues en sus bellas fotografías les rendía admiración, respeto y cariño.

Como todo ser humano no estuvo lejos de los errores, pero tenía siempre la palabra adecuada, el gesto afectivo y el castigo oportuno cargado de justicia y amor, valores indispensables para todo aquel que pretende y quiere educar; solía repetir con San Agustín refiriéndose al maestro “el que siembra el error ni es maestro, ni enseña, ni  forma al hombre capaz de usar adecuadamente todos los bienes de la tierra, pues al haber hombres deformados, toda la naturaleza será sujeto de abuso, y el esfuerzo de técnicas con toda su creatividad, estarán condenadas al fracaso”.

Desde estas líneas quiero decirle padre Maurilio ¡FELIZ DIA DEL MAESTRO! y gracias por habernos hecho vivir y entender el orgullo de ser maestros, pues nos repetía “Maestro es el único título que no rechazó Jesús” “Ustedes me llaman Maestro, dicen bien, porque lo soy” (Juan 13,13).

Estoy segura que desde el lugar que Usted está, sigue alentando el trabajo educativo de todos y cada uno de los que abrazamos esta profesión tan bella y apasionante de formar al ser humano en su totalidad, ahí está la tarea del maestro, hacer hombres capaces de usar adecuadamente todos los bienes de la tierra. Es cierto que formar hombres no es tarea fácil, pues no se trata de llenarle al alumno de conocimientos; estos son para San Agustín el andamiaje que ayuda a construir el edificio del amor y la sabiduría, el edifico que perdurará, incluso, cuando los reconocimientos se hayan olvidado.

A imitación de nuestras primitivas Comunidades Cristianas le decimos Padre Maurilio “Tu no has muerto, has nacido a una nueva vida donde como decía San Agustín. Se sigue escuchando el ¡Aleluya!, un aleluya seguro y sin temor porque ya no habrá ningún enemigo ni se perderá ningún amigo, allá como acá resonarán las alabanzas divinas.

Gracias y descanse en paz

Corina Soto de Arévalo

(Visited 164 times, 1 visits today)

16 Comentarios

  1. amigo maurilio, no puedo de dejar sentir tristeza y alegría entremezcladas al recordarte siempre en mi corazón.como siempre me decias nada de lo humano nos debe ser ajeno,emulando a otro Santo como tú, SAN AGUSTIN DE HIPONA.Sé que estás al lado del PADRE, porque tú eres imagen de ÉL.Sólo tengo una sencilla palabra tí, GRACIAS MAESTRO MAURILIO, GRACIAS POR CAMBIAR MI VIDA Y PONERLO en el camino recto de la vida,gracias por ser e3l padre que nunca tuve.gracias por sernmi maestro, mi colega y el más grande de mis amigos. gracias por hacerme conocer al verdaderoJESUS HUMANO Y DIVINO A LA VEZ,comprometido con los pobres de la tierra.gracias también por ser maestro y ejemplo de mis hijos. te cuento que ahora tienes once nietos que crecerán con tus principios e ideales que nos inculcaste por siempre.Sé que el PADRE está contento de tenerte a su lado.Aunque a veces nos agarre una inmensa tristeza cuando te recuerdo. Sin tus principios y valores no hubiese podido subsistir amigo bueno. Y por último te estaré visitando en tu parroquia para conversar como siempre fructíferamente.Me apena despedirte, pero sé que no es para siempre es SÓLO UN HASTA LUEGO MI MÁS GRANDE Y QUERIDO AMIGO MAURILIO, HASTA SIEMPRE…………..

  2. Como olvidar las enseñanza del padre Maurilio, particularmente tuve la oportunidad de ser su alumno y apreden mucho de él, sobre todo los valores que son tan necesarios en este mundo que cada dia se vuelve peor. Gracias Padre Maurilio por ello, y tambien hay que recordar a ese viejito cascarabias del Padre Silvino, a quienes respetabamos y temiamos, pero que en el fondo recibiamos esas buenas enseñanzas que ahora aplicamos en la vida.

    Un feliz dia del Maestro a aquellos que dedican su vida a forjar las de otros.

  3. ESTOY SEGURO DE QUE EL PADRE MAURILIO, DESDE DONDE SE ENCUENTRE, ESTÁ APOYANDO AL PADRE MAC AULEY.

  4. Solo queda agradecer por todo y por todas las enseñanzas impartidas por este GRAN MAESTRO.
    Asi mismo tambien es oportuno recordar a otro GRANDE como fue el PADRE SILVINO.
    Gracias por sus consejos que a lo largo de este tiempo fue y es luz para nuestro camino.

    ¡FELIZ DÍA MAESTROS!

Comments are closed.